•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Embajador de la Unión Europea (UE), Kenny Bell, visitó el municipio de Condega, Estelí, para conocer los avances del Programa Respuesta al Fenómeno El Niño en el Corredor Seco de Centroamérica. Esta iniciativa beneficia a 40 mil niños y niñas de los municipios del Corredor Seco en caso de afectaciones por sequía. 

El embajador Bell visitó el Centro Educativo Aura Velia Guillén, de Condega, al que asisten 160 estudiantes de preescolar y primaria, quienes reciben la merienda escolar. El diplomático interactuó con los alumnos y profesores en las aulas de clases, también realizó la entrega de una contribución de útiles escolares. 

Plan merienda escolar

El Programa Respuesta al Fenómeno El Niño en el Corredor Seco de Centroamérica es financiado por la UE y lo implementa el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) con el Gobierno de Nicaragua, en zonas que sufren los efectos de la sequía a consecuencia del cambio climático.

El proyecto contempla el reforzamiento de la merienda escolar para 40 mil niños y niñas de comunidades del Corredor Seco. También contempla la compra de los granos básicos a los pequeños agricultores nicaragüenses organizados en cooperativas para destinarlos a la alimentación escolar. 

De acuerdo con el alcalde de Condega, Jairo Arce Avilés, los alimentos tienen impacto en la asistencia de la niñez a la escuela y en la retención escolar, especialmente en aquellos momentos en que por la falta de lluvia se reduce la disponibilidad de alimentos en los hogares.

Rosa Aurora Guevara, responsable del centro educativo de Condega, afirmó que la merienda es uno de los factores que  ayuda a mantener a la niñez en clases cuando hay sequía y hay pocos alimentos en sus casas. “Condega está ubicada en el Corredor Seco y sufrimos los efectos de las sequías. El año pasado tuvimos la dicha de tener el complemento que nos envió el PMA de frijoles, maíz, aceite y cereal para la doble merienda escolar”, aseguró. 

Por su parte, el asesor pedagógico del Ministerio de Educación en Condega, Franklin Antonio Cruz, agregó que hay una responsabilidad compartida por padres y madres en la merienda escolar. “La merienda es una necesidad, porque hay niños que a veces no desayunan en sus casitas y vienen a la escuela bien motivados”, dijo. 

Agricultores actúan

El embajador Bell también se reunió con agricultores de la Cooperativa Paz y Reconciliación 27 de Junio (Compare) de Condega y de la Unión de Cooperativas Agrícolas (UCA-San Ramón) de Matagalpa, para conocer las acciones que están desarrollando en sus organizaciones para mejorar su seguridad alimentaria y ser más resilentes frente al cambio climático.

Al menos 30 toneladas métricas de frijoles, que cosecharon 60 agricultores de la cooperativa Compare, están listas para ser trasladadas a las bodegas del PMA. Estos frijoles son comprados por medio de la contribución económica de la Unión Europea y se destinan a la merienda de los niños en las escuelas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus