•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos de los cuatro acusados por el secuestro y asesinato de Vilma Trujillo García se declararon víctimas y ahora incriminan a una mujer a quien solo identifican como Marilú, esposa del pastor, Juan Gregorio Rocha Romero, uno de los cuatro acusados.

“Fue la pastora (Marilú) quien dio la orden de encender el fuego (la hoguera)”, dijo Eneyda Orozco, una de los cinco acusados por el secuestro y asesinato de Vilma Trujillo García, quien murió el pasado mes de febrero por las quemaduras que sufrió en todo el cuerpo después de haber sido lanzada a una hoguera.

En término similares se expresó Tomasa Rocha Romero, hermana del pastor, quien reiteró que su cuñada, a quien únicamente identifica como Marilú, fue quien ordenó encender la fogata.   

Sin embargo, la defensa de Juan Gregorio Rocha respondió que quien lanzó a la hoguera  el pasado mes de febrero a Vilma Trujillo fue “el demonio” por una revelación que habría tenido Eneyda Orozco, otra de las acusadas.

Por el crimen de Vilma Trujillo también son enjuiciados  en calidad de coautores Franklin Jarquín Hernández y Pedro Rocha Romero, hermano del pastor Juan Gregorio Rocha Romero. 

De acuerdo a la acusación  expuesta por la fiscal auxiliar Fabiola Mercedes Mendoza, los cinco acusados lanzaron a la víctima sobre una fogata  como parte de un ritual con el propósito de  liberarla de los demonios.

Eneyda Orozco fue, quien según la acusación, dijo al pastor Juan Gregorio Rocha que ella había tenido una revelación divina donde se le manifestó que Vilma Trujillo estaba poseída por el demonio y que debía ser lanzada al fuego para sacárselo.

No llegaron testigos

El juicio contra los cinco acusados únicamente fue aperturado por el juez Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital, Alfredo Silva Chamorro, quien debió suspenderlo a petición del Ministerio Público.

La fiscal auxiliar, Fabiola Mercedes Mendoza,  pidió la suspensión del juicio porque no contaba con ningún  testigo, porque no había certeza que se pudiera integrar el tribunal de jurado, como sucede en otros casos.

A la petición de la representante del Ministerio Público, se opusieron los abogados defensores, expresando que lo alegado por el Ministerio Público no es causal para que se suspendiera el juicio.

Al final, el juez Alfredo Silva Chamorro  dio lugar al pedimento del Ministerio Público expresando que este miércoles apenas es el primero de los 10 días en que debe ser tramitado el juicio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus