•   RACN  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una comisión conformada por la Dirección de Transporte Acuático Nacional (DGTAN) y la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, determinó que la embarcación nicaragüense “Capitán D” es la responsable del naufragio ocurrido el pasado 29 de marzo en el Río Escondido tras colisionar con la embarcación extranjera “Jan Caribe”.

De acuerdo a la resolución, hubo impericia marinera de parte del segundo patrón del Capitán D, quien no actuó apropiadamente para evitar entrar en rumbo de colisión con el buque de carga Jan caribe.

“Como consecuencia de la no aplicación de las normas de navegación establecidas en el Reglamento Internacional de Prevención de Abordajes por el segundo patrón del buque de cabotaje capitán D, este es responsable directo de la colisión y posterior hundimiento del mismo”, reza.

El hundimiento del barco nicaragüense de pasajeros y cabotaje “Capitán D” se produjo luego de la colisión con el barco mercante Jan Caribe, de bandera de Antigua y Bermuda.

Las sanciones

Entre las medidas tomadas por la comisión se encuentra la suspensión  definitiva de la licencia de patrón de cabotaje al segundo patrón del Capitán D, “por ser responsable directo de la colisión, así como de las pérdidas materiales ocasionadas y daños a la salud de las personas lesionadas y obstrucción de la vía de navegación por el hundimiento del buque de cabotaje”

“Además de la contaminación provocada al río por el vertimiento de combustible y materiales ferrosos y de otro tipo que alteraran el ecosistema y calidad del agua de la vía fluvial”, reza la parte de los argumentos de la medida.

Las autoridades también decidieron suspender la licencia de competencia nacional al patrón del Capitán D, pero por un periodo de un año, por “negligencia marinera”, por lo que para poder obtener nuevamente su licencia debe aplicar a un examen de suficiencia que demuestre su competencia en correspondencia a las reglas de navegación y deberes de los patrones y capitanes de buques.

El jefe del Distrito Naval del Caribe capitán de fragata José Berrios, señaló que la resolución será puede ser apelada ante las instancias superiores de la Fuerza Naval y la Dirección de Transporte Acuático; sin embargo, esto no exime de las responsabilidades civiles y penales a las partes implicadas.

El barco “Capitán D” había zarpado el pasado 29 de marzo del Puerto Arlen Siu, en el municipio de El Rama, a las 10:30 de la mañana. Tan solo 35 minutos más tarde colisionó con el carguero internacional “Jan Caribe”, originario de Antigua y Barbuda, que había salido de El Bluff a las 8:30 am con destino al puerto de El Rama, según detalles de la Fuerza Naval.

El naufragio dejó pérdidas millonarias. Entre la carga que se perdió se encuentran dos camiones, un taxi, una motocicleta, canastos de verduras, tanques de gas, y materiales ferreteros.

Negligencia en evacuación

La resolución revela que pese a disponer de botes de rescate rápido, el buque Jan Caribe no actuó con beligerancia en el proceso de evacuación de los tripulantes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus