•   Bluefields, Racs  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comisión interinstitucional conformada por la Dirección de Transporte Acuático Nacional (DGTAN) y la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua determinaron que el hundimiento del barco con pasajeros Capitán D, ocurrido el pasado 29 de marzo en el río Escondido, fue responsabilidad de uno de los marineros a cargo de este. 

Los hechos se registraron en la mañana de ese día, cuando el barco Capitán D zarpó del puerto Arlen Siu en El Rama, 35 minutos más tarde colisionó contra el carguero internacional Jan Caribe, originario de Antigua y Barbuda.

La resolución indica que el segundo patrón a cargo de la embarcación nicaragüense, es decir el segundo marinero, no aplicó de forma correcta la norma de navegación establecida en el Reglamento Internacional de Prevención de Abordajes (RIPA).

Las autoridades coincidieron en que hubo impericia y negligencia por no ponerse al frente de la emergencia en las acciones de control de pasajero y dirección de la tripulación del buque.

El naufragio dejó pérdidas millonarias. Entre la carga que se hundió con el barco se encuentran dos camiones, un taxi, una motocicleta, entre otros.

Te puede interesar: La Naval de Nicaragua rescató a 402 personas de naufragios en 2016

La resolución revela que pese a que el buque de carga disponía de botes de rescate rápido, no se actuó con beligerancia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus