•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras la separación de las organizaciones Los Pipitos y Fundación Teletón queda por definir a cuál de ellas deberían pertenecer los seis centros de atención obtenidos con las donaciones del público a través de la colecta anual realizada por el Teletón.

José Evenor Taboada, presidente de la Fundación Teletón, asegura que esos centros le pertenecen a Teletón porque ellos compraron los terrenos o las alcaldías se los donaron a esta fundación. Dice lamentar que ahora haya cierta desconfianza entre la población nicaragüense, pero afirma que continuarán realizando la recaudación cada año, apelando a la generosidad de los ciudadanos.

Este año, el Teletón recaudó C$28,072,638.18, de los cuales 2.3 millones son donaciones en especies y 3.8 millones que algunas empresas se comprometieron a entregar durante el resto del año. “A raíz de este escándalo esperamos que ese dinero sí llegue”, expresó Taboada. 

¿En qué consiste el acuerdo original entre Los Pipitos y Teletón? ¿Siempre se fijó que el dinero recaudado en las colectas anuales era para Los Pipitos?

La escritura de formación de la Fundación Teletón, que se llama Convenio Marco de Cooperación, fue firmada por Omar Cabezas en representación de Los Pipitos, y por Leonel Argüello -a quien yo llamo el pipito mayor- en representación de Teletón. O sea que este convenio se hace entre dos pipitos y deja claro que (lee) “Fundación Teletón y Los Pipitos coinciden en los propósitos y objetivos de apoyar a la niñez con discapacidad de Nicaragua, promover sus derechos y desarrollar acciones dirigidas a propiciar su rehabilitación”. No es que Teletón coincide en su propósito de apoyar a Los Pipitos. No. Es que ambas organizaciones tienen el objetivo común. Por tal razón es que se acuerda unir esfuerzos en la construcción del Instituto Médico Pedagógico para la Discapacidad (IMPP), asociándose con Los Pipitos. Desde el principio ha quedado claro que el propósito de esta fundación, que usa la marca Teletón, es apoyar la rehabilitación de estos niños, proporcionarles médicos, especialistas que les puedan decir qué tienen y cuál es el tratamiento.

Ese centro del que habla, ¿es el que está ubicado en Bolonia, en terrenos de Los Pipitos?

Sí, pero la construcción de este centro está contemplada en el Convenio Marco de Cooperación de ambas partes. Los Pipitos tienen un terreno al costado de la Casa Nazareth y en el Convenio Marco de Cooperación está contemplado que nosotros (Teletón) vamos a destinar los fondos recaudados en los eventos anuales que su junta directiva (la del Teletón) establezca y que hagan posible la finalización de la construcción y la operación de los servicios. Como Los Pipitos pone el terreno y Teletón pone los recursos, se crea una asociación de hecho en donde Los Pipitos pone a disposición ese terreno y renuncia a cualquier otro uso de las instalaciones que no sea el de los fines establecidos en el convenio que se firma. En ese caso específico del Instituto de Bolonia, nos pertenece a los dos, es una sociedad de hecho.

¿Y qué pasa con los otros siete centros? ¿A quién le pertenecen?

En las construcciones posteriores a la de Bolonia, Los Pipitos no aportaba el terreno, no hubo sociedad de hecho entre ambas partes porque el terreno, o lo donaban las municipalidades a la Fundación Teletón (como en el caso de Ocotal y Juigalpa) o lo comprábamos nosotros. Esos son centros del Teletón, no de Los Pipitos. En el caso del centro de León no hubo una asociación de hecho y fue construido en terreno de ellos, pero lo mantenemos nosotros.

Los perdedores en el pleito Pipitos – Teletón

¿A raíz de esta disputa no está en peligro la atención a la niñez con discapacidad?

Jamás. El hecho de que ellos se quieran divorciar de nosotros no pone en peligro la atención. Es un esfuerzo permanente, de modo tal que aunque nos separemos, vamos a seguir cada quien por su lado en lo mismo. Lo que no queremos es que se enturbie la causa con temas que son secundarios. No le deseamos un mal a Los Pipitos, porque ellos han venido haciendo una labor maravillosa; lo que sí queremos es que nos dejen seguir haciendo lo mismo que sabemos hacer, porque ya lo hemos aprendido.

Los Pipitos han insistido en que ustedes rindan cuentas del dinero recaudado cada año y han dicho que destinan el 40% de la colecta en asuntos administrativos. ¿No le parece demasiado?

La rendición de cuentas se hace cada año en los medios y es auditada por una firma reconocida. La tristeza de esa petición es que como desafortunadamente hay muchas situaciones irregulares en otros lados, creen que aquí hay alguna cosa turbia y es falso. Siempre hemos estado abiertos a rendir cuentas. La junta directiva de la Fundación Teletón está compuesta por personas que lo que venimos aquí, es a ayudar, a dar nuestro tiempo y en algunos casos el dinero de nuestras empresas y de nuestros colaboradores, para apoyar esta linda causa. Nunca ha sido el propósito venirse a enriquecer. Al contrario, aquí venimos a servir y a dar. Ese 40% me parecería demasiado dinero si fuera cierto, pero no lo es. Ellos conocen cómo se usa el presupuesto y lo aprueban. En ese porcentaje que ellos meten, está el 13 o 14% que costó el año pasado realizar el evento Teletón; entonces, quedamos en el 28% (de gastos administrativos) para suplir gastos de agua, luz, personal, combustible para ir a los departamentos y un montón de cosas más. Taboada presentó documentos que lo respaldan.

Hay una controversia por una supuesta orden de desalojo de los centros que ustedes habrían enviado a Los Pipitos. Ellos mostraron documentos, pero usted lo negó en conferencia de prensa…

Efectivamente. Cuando ellos dicen que terminan su relación con nosotros, lo aceptamos, pero les dijimos que nos dejen continuar con nuestra labor y para eso necesitamos los centros que hemos construido. Lo que yo mantengo que es falso es que ellos dicen que nosotros les dimos un plazo de 10 días.

¿Con toda esta controversia usted no percibe cierta desconfianza de la gente hacia el Teletón? ¿Cree que van a superar la meta el próximo año?

Es lamentable porque se puede afectar la colecta. Los grandes donantes y los donantes medios nos han manifestado su respaldo, porque saben la verdad. Si en definitiva ese mensaje, a pesar de las calumnias, los odios y las envidias logra no ocultar nuestra verdad, estamos convencidos que el año que viene podremos tener de nuevo un gran evento aunque sea sin Los Pipitos. Si salimos de este conflicto como deberíamos de salir, que el pueblo nicaragüense se entere que no es el 40% que estamos usando para gastos administrativos, cada quien toma su camino y sigue apoyando a la niñez, pero nosotros vamos a poder seguir invitando al pueblo a que se una a esta causa. Los centros son para atender con especialistas. Como ellos administran los recursos humanos, médicos, especialistas y psicólogos son trabajadores de Los Pipitos, nosotros podríamos continuar trabajando con esos mismos especialistas. El que se quede con esos centros debe demostrar que tiene la capacidad para mantenerlos y seguir sirviendo a la niñez. Son centros de gastos, de responsabilidad. Seguimos financiando esto, ayer precisamente autorizamos el pago de planilla de mayo.

¿Aún existe la posibilidad de un acuerdo?

A pesar de todos los señalamientos, siempre estamos abiertos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus