•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Doce años han pasado desde la primera vez que Carlos Velásquez se subió a un ring como boxeador profesional. El nativo de León, veía, o mejor dicho, todavía ve en el deporte de los puños un trampolín para sortear las limitaciones de la pobreza.  Al igual que sus antecesores, Velásquez ha hecho de la palabra sacrificio su lema para tratar de pelearle a la vida un futuro mejor.

Desde sus inicios como amateur se desempeñó como celador nocturno, oficio que siguió realizando paralelamente aun al debutar como profesional. 

Ganó 13 de sus primeros 14 combates en el pugilismo rentado a nivel local, pero la necesidad económica le impulsó a buscar mejores opciones en el extranjero, ya que en sus primeros tres años de profesional la mayor bolsa que percibió fue de C$3,000. Ramiro Blanco ganó US$8,000 en una pelea que perdió por decisión en China.

“Yo he peleado en todos lados, he peleado en México, en Argentina, he peleado en Europa. Incluso yo fui uno de los primeros que emigró a Europa motivado por la enorme necesidad económica que tenía porque me pagaban (en Nicaragua) unas bolsas de C$2,000. Me acuerdo que lo máximo que llegué a ganar fueron C$3,000 por pelea”, confesó Velásquez. 

De interés: "El Terrible” Gómez: “No soy ningún delincuente”

Pionero en viajar a España

Velásquez refiere que él fue uno de los primeros peleadores nicaragüenses en realizar peleas en España, específicamente su vinculación inició en 2008, cuando un ciudadano  colombiano llamado Jorge Ortiz le propuso efectuar una pelea en el país ibérico. “No tenía apoderado, ni nadie que me apoyara, en ese año me ofrecieron un contrato por U$3,500, tomé esa oportunidad y a partir de ahí comencé a acumular derrotas, algunas que no eran merecidas porque me hacían pelear en el peso que ellos querían y al mismo tiempo eran fallos localistas”, señaló Velásquez.

Según Velásquez, luego de 53 peleas efectuadas desde 2005, año de su debut, acumula un récord de 25 victorias, 26 derrotas y dos empates. Sin embargo, la página especializada BoxRec.com lo tiene registrado con 24 triunfos, 28 reveses y dos empates. Actualmente pelea en 140 libras.

Sobre el caso de boxeadores nicas explotados en España y que salió a luz pública esta semana, Velásquez mencionó que desconoce el mecanismo por el cual han sido contactados aunque cree que pudo haber sido a través de las redes sociales.

“El primero que debutó yendo a Europa fue Walter Palacios, y el segundo fui yo, después de que nosotros fuimos, fue que se fueron yendo los demás muchachos, yo no sé ni de qué forma, tal vez por las redes sociales, poco a poco hasta que se dio lo que acaba de pasar”, mencionó Velásquez.

Uno hace esto a veces por la pasión que le tenés al deporte, la pasión a que te miren pelear, a que digan tu nombre ”Walter Castillo, boxeador.

El pasado miércoles la Policía Nacional española informó que en la localidad de Terrassa, a 23 kilómetros de Barcelona, se había capturado a siete personas y logrado la liberación de 19 boxeadores nicaragüenses que permanecían retenidos por una red en condiciones de explotación y maltrato. Según las autoridades españolas, esta red se valía de una empresa promotora para ofrecer cartas de invitación a boxeadores profesionales nicaragüenses, quienes llegaban para participar en un único combate en España. Una vez celebrado el combate para el cual era expedida la carta de invitación en lugar de abandonar el territorio español, los boxeadores eran obligados a participar en torneos por Europa sin respetar los descansos, sin controles médicos y provistos de falsificaciones de autorizaciones y licencia federativa. Según se informó, los peleadores eran captados por un integrante del grupo criminal, un exboxeador apodado “El Terrible”.Carlos Velásquez llegó a ganar us$3,000 en Europa.

En Managua, Sergio Gómez, a quien apodan “El Terrible”, señaló a El Nuevo Diario que no tiene nada que ver con los 19 púgiles nicas que fueron liberados en Terrassa, sin embargo reconoció que ayudó a varios peleadores para que pudieran pelear en España con la promotora que reclutaba a los boxeadores.

Sergio Gómez, a quien apodan “El Terrible”, señaló que no tiene nada que ver con los 19 púgiles nicas que fueron liberados en Terrassa, España.

Pelear fuera es la opción

Walter Castillo es otro pugilista nicaragüense que en años recientes ha optado por realizar combates profesionales en otras tierras, específicamente en Estados Unidos.  Castillo, quien debutó en el pugilismo rentado en 2008, al igual que Velásquez, refiere que durante los primeros combates que realizó la paga rondó los C$2,000 a nivel local, pero conforme fue incrementando su desempeño y mostrando cualidades los ingresos mejoraron, sin embargo decidió emigrar para obtener mejores bolsas.

“Cuando yo peleaba en Nicaragua lo hacía cada cuatro o cinco meses”, rememora Castillo, quien también ejerce el oficio de barbero.

Según el pugilista, en los inicios de su carrera, el apoyo para su preparación era dado por sus padres quienes le proveían de vitaminas y alimentación adecuada, pero no todos los pugilistas corren con la misma suerte. “He conocido muchos boxeadores que vienen a entrenar sin comer o que su alimentación no es la mejor, arroz, frijoles, queso, eso no es recomendable en una etapa final de preparación. Primero porque no podés bajar de peso y segundo porque esos alimentos no te dan la suficiente energía que el cuerpo necesita para un combate”, dijo Castillo.

El peleador quien actualmente tiene un palmarés de 26 triunfos, cuatro derrotas y un empate y hace carrera en Estados Unidos, ha disputado en dos ocasiones peleas eliminatorias a doce rounds, sin embargo aún no ha realizado una pelea por campeonato mundial debido a que no ha contado con una adecuada gestión de sus antiguos apoderados. La bolsa máxima que ha logrado percibir fue de U$2,000, precisamente en uno de los pleitos eliminatorios.

Tanto Castillo como Velásquez sostienen que usualmente de la bolsa que percibe un boxeador, debe entregar el 10% a su entrenador y otro porcentaje a su representante en caso de tener, el restante es lo que le queda al boxeador y que en raras ocasiones han asistido a realizarse un chequeo médico luego de sostener un combate.

“Es un deporte inestable, muy sacrificado. Yo por ejemplo tengo un  año de no pelear en Estados Unidos”, comentó Castillo.

“Hubo una vez en Nicaragua en la que me pagaron C$4,000 y yo había invertido la mitad de eso solo en mi preparación”, indicó Velásquez.

Promesa del ring

A sus 21 años de edad, Ramiro Blanco es una de las jóvenes promesas del boxeo profesional de Nicaragua. Debutó hace tres años y lleva ya 20 peleas realizadas con un palmarés de 17 ganadas, una derrota y tres empates. Su talento en el ring le hizo merecedor en 2016 del reconocimiento como Boxeador destacado por parte de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional Conibop.

“Siempre me emocioné al ver las peleas de Óscar de la Hoya, Ricardo Mayorga y creo que el boxeo me va a ayudar a sacar a mi familia de la pobreza”, sostiene Blanco.

El púgil agrega que combina su profesión de boxeador con su otro trabajo como celador en la colonia Centroamérica. “En la noche trabajo ahí, de madrugada salgó a correr, al volver a casa descanso unas horas y a eso de la 1:00  p.m. voy al gimnasio a entrenar hasta las 4:30 pm, luego me voy al trabajo”, dijo Blanco.

Actualmente Blanco forma parte de la escuadra de peleadores de la promotora Búfalo Boxing, regentada por el exbicampeón mundial Rosendo Álvarez. Blanco explica que en sus inicios como profesional solía disputar peleas de cuatro rounds por las que recibía una paga de más o menos C$2,000, sin embargo desde que forma parte de la promotora sus ingresos han mejorado.

“En Nicaragua en mis últimos combates he peleado ocho rounds y he ganado C$15,000 por pelea, y por una pelea que realicé el 29 de septiembre del año pasado en China recibí U$8,000, perdí por decisión dividida”, señaló Blanco.

El peleador refiere que por formar parte de la promotora de boxeo, recibe C$3,000 mensualmente, los cuales destina para adquirir insumos como vitaminas, cuyos precios oscilan entre 100 y 160 córdobas, requiriendo alimentos tales como verduras, avena, pasas y huevos. Blanco se prepara para disputar el mes entrante una pelea por título Fedelatin en Nicaragua.

Blanco explica que de las bolsas que devenga reparte el 10% a su entrenador, un 23% a su manejador y el restante le corresponde a él.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus