•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Primero fue la casa que retumba en el barrio San Sebastián, y ahora es la ‘casa caliente’ en la colonia Francisco Morazán, las dos ubicadas en comunidades aledañas a la zona costera de Managua, separadas la una de la otra por  una distancia de 2.7 kilómetros lineales, y hechos registrados en el lapso de un mes.

El fenómeno ocurre en la vivienda de Josefa Ruiz Manzanares, de 87 años. La familia asegura que desde hace medio siglo tienen la casa y que por primera vez, desde hace tres días se comenzó a sentir una energía rara. 

“Me quité las sandalias que traía, pero cuando puse el pie en el suelo sentí lo caliente, algo que me pareció muy raro”, dijo Xiomara Argueda Ruiz, agregó que al sentir que el calor se expandió, decidieron llamar a los bomberos, quienes consideraron que podía ser por sobrecarga de un cable eléctrico. Entonces, cortaron los cables de ese lado de la casa, pero el calor continuó.

Hipótesis 

“Cuando los obreros de la alcaldía de Managua comenzaron a hacer un hueco para ver si había cables por debajo se sintió que golpeaba, y no sabemos de dónde viene esa energía. Con la piocha sintieron que haló y que los golpeaba, pero aquí corroboraron que no hay cables eléctricos”, alegó Argueda.

Según los especialistas, cuando el cableado eléctrico no tiene el grosor necesario para la cantidad de energía que se transmite, este se recalienta e irradia calor sobre la pared e incluso pueden haber descargas eléctricas, en especial en el área del tomacorriente.

El director general de Geología, William Martínez, dijo a medios de comunicación gubernamentales, que la vivienda está sobre un sistema de fallas Asososca-Acahualinca, por lo que considera la posibilidad que sea una pequeña fractura, por la cual se filtra calor de magma a una profundidad de cinco o seis kilómetros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus