•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los menores que viven en hogares donde al menos una persona fuma, que puede ser el padre, la madre, el abuelo o el tío, tienden a padecer problemas respiratorios como asma, infecciones respiratorias, alergias y bronquitis, aseguró Nydia González, neumóloga pediatra.

La doctora González, quien trabaja en el hospital Carlos Roberto Huembes y en una clínica privada en Managua, atiende un promedio de 10 niños al día, de los cuales 2 o 3 llegan por complicaciones relacionadas con el humo del cigarro.  

Aumentarán muertes ligadas al consumo de tabaco

Alto riesgo para embarazadas

González dijo que enfermedades de niños  relacionadas a que los papás y mamás fumen son pocas, pero se dan. Explicó que las embarazadas que fuman o están expuestas al humo de tabaco ponen en  riesgo de padecer a sus bebés de crecimiento intrauterino retardado, una condición que hace que nazcan con menos peso y tamaño. 

A su criterio, el acto de que la gente fume delante de embarazadas es algo común y eso expone la salud de dos personas a la vez.

Otra complicación a la que se exponen los no natos es que sus bronquios salgan más pequeños y que no se desarrollen bien los pulmones, detalló la especialista. “Está demostrado que los bronquios de niños con madres fumadoras son más pequeños”, sostuvo. 

La afectación del humo del tabaco también predispone a los bebés e igualmente a niños a padecer de enfermedades respiratorias como el asma. Además de desarrollar infecciones respiratorias (IR) de forma recurrente y aumentar las posibilidades de tener problemas de alergias.

Fumar debilita un gen que protege las arterias, según estudio en EEUU 

“Continuos cuadros de tos son una señal clara de que los menores están siendo afectados por el tabaquismo de algún familiar”, enfatizó González.

De igual manera, otras de las preocupaciones es que la niñez que crece en hogares donde hay fumadores también lo hagan en un futuro.  “Es como el niño que se desarrolla en un ambiente de alcohol, ve normal que la gente lo haga y lo hacen”, destacó la neumóloga. 

Lucha contra el tabaco

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el 2011, en Nicaragua murieron 3,142 personas por distintos tipos de cáncer. El 12% de los hombres falleció por cáncer de pulmón y laringe y el 9% de las mujeres también por cáncer de pulmón. Asímismo la OMS indica que para esta fecha la prevalencia de jóvenes fumadores era de 25.1%. 

De acuerdo con el neumólogo Pablo Amaya, presidente la Asociación Nicaragüense de Neumología (Anine), el tabaco tiene más de 4,000 sustancias, de las cuales 200 contienen propiedades procancerígenas. “El tabaquismo también produce cáncer de boca, de estómago, de vejiga y mayor incidencia de cáncer renal. Aumenta el riesgo de infarto y derrames cerebrales”, dijo Amaya. 

“El cigarrillo es una enfermedad de transmisión social”

El neumólogo agregó que la mayoría de atenciones que brinda en su clínica están relacionadas con enfisema pulmonar, una enfermedad generalmente provocada por el tabaquismo y que consiste en que las paredes del pulmón se rompen, evitando que el oxígeno llegue a la sangre.  

La OMS dice, a propósito de la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco, que “las medidas de erradicación del consumo de tabaco pueden ayudar a los países a evitar que millones de personas enfermen y mueran por enfermedades relacionadas con este producto”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus