•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La mayoría de crímenes cometidos por adolescentes hombres fueron faltas contra la vida o agresiones menores, que suman más de 1,200 casos, pero también cometieron 143 faltas relativas a estupefacientes, 28 homicidios, 8 asesinatos, 2 parricidios, 29 violaciones a mayores y menores de edad, 20 abusos sexuales y más de 400 robos en sus diferentes modalidades. 

En el caso de las mujeres, la mayoría de faltas cometidas fueron contra la vida, pues de las 149 mujeres adolescentes detenidas, 41 cometieron algún tipo de agresiones leves. Entre las demás resaltan 1 homicidio, 1 asesinato, 12 robos, 9 faltas contra el patrimonio o daños a la propiedad, y 1 falta relativa a estupefacientes. 

Casi mil doscientos adolescentes más se detuvieron el año pasado en relación con el 2015, cuando la cantidad de detenidos fue de 2,346 jóvenes, 2,216 hombres y 130 mujeres. 

Para Mónica Zalaquett, experta en temas de violencia machista, los adolescentes se ven implicados en delitos debido a la abundante violencia que hay en los hogares hacia los niños, niñas y adolescentes. 

“Por otra parte hay mucha desocupación y falta de oportunidades entre la juventud, especialmente hay una gran presión hacia el consumo de objetos como celulares y otras cosas que los jóvenes quisieran pero no pueden tener.  Hay una sobreabundancia de armas cortas y drogas” destacó Zala-

quett, también directora del Centro de Prevención de la Violencia (Ceprev). 

Con la abundancia en el consumo de drogas coincide Donald Moncada, educador de calle de Casa Alianza. “Los adolescentes están cometiendo faltas y delitos principalmente por el consumo de drogas. Eso es falta de control de los padres, de transmisión de valores en la misma familia, ya se está volviendo un antivalor social”. 

Moncada aseguró que no es fácil que los jóvenes se propongan un nuevo plan de vida y se reinserten en la sociedad, aunque esto depende de las circunstancias de vida de cada uno y el apoyo que se les brinde. Desde Casa Alianza ayudan a adolescentes entre 13 y 17 años con adicciones, con un proceso de rehabilitación que incluye crecimiento personal, respeto a las leyes y reinserción en el sistema educativo o laboral. 

Procesados por la justicia

De acuerdo con el informe anual del Ministerio Público, fueron 2,525 informes policiales y denuncias recibidas las que pasaron a competencia de los Juzgados Especializados en Justicia Penal de Adolescentes, una cifra mayor también a la de 2015, cuando se recepcionaron 2,365 casos. 

Sin embargo, del total de causas recibidas, solo 1,640 pasaron a ser acusaciones, lo que representa un nivel de acusación del 65% sobre el total de casos evacuados. Los demás casos se convirtieron en 394 desestimaciones, 275 sobreseimiento definitivo, 209 sobreseimiento provisional y 7 expedientes prescritos. 

De esas 1,640 acusaciones admitidas, se efectuaron 364 conciliaciones, según el Ministerio Público “con el fin de establecer una pronta y satisfactoria resolución a las víctimas y promover la desjudicialización e implementación de la Justicia Restaurativa”. 

Y se detalla que 474 adolescentes fueron declarados responsables, aunque no se brinda información sobre los crímenes por los que fueron juzgados o la forma en que están cumpliendo condenas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus