•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de siete investigadores de la Fundación Científica Cultural Ulúa Matagalpa y algunos miembros de las comunidades indígenas del norte del país encontraron restos de un poblado prehispánico en la zona montañosa de San José de Bocay, Jinotega, que podría ser la civilización más antigua del país, según especialistas. 

“Los grupos matagalpas son uno de los más antiguos, por no decir los más antiguos, a mi criterio como arqueólogo creo que los matagalpas y los mayangnas están vinculados (entre sí) y su idioma está vinculado a esta cultura”, afirmó el arqueólogo Paul Cruz, presidente de Fundación Ulúa, en la presentación de los resultados de la investigación celebrada la semana pasada en la capital.  

Investigan retumbos bajo una casa en Managua y encuentran vasija precolombina

En los resultados de la investigación, apunta Cruz, se observó que esta sociedad ya existía antes de que la presencia mesoamericana del Pacífico, como los chorotegas, náhualts y sutiabas, llegaran al territorio nacional. “En el centro norte ya existía una sociedad agricultora, ese es un elemento contundente y nuevo”, añadió el arqueólogo.  

Los investigadores identificaron cantidades grandes de montículos o zonas desniveladas en la tierra, que evidencian la existencia de poblados y aldeas ulúas en las orillas del río Bocay. También se descubrieron algunas piezas de cerámica; cuatro metates de piedra finamente elaborados, idénticos a otros ejemplares hallados en la Honduras; y algunas piedras de jade, indicaron los especialistas. 

Dicha civilización estaba en proceso de urbanización,  se relacionó con la cultura maya y contrario a la creencia de que las sociedades prehispánicas del norte eran cazadoras y recolectoras.

Con esta investigación se reveló que hace unos 1,500 o 2,000 años hubo ocupaciones humanas de sociedades que desarrollaron la agricultura, con un nivel considerable de desarrollo, explicó el antropólogo Mario Rizo, uno de los participantes de las excavaciones. 

Vasijas precolombinas ven luz en obras de nuevo Estadio Nacional de Nicaragua

La investigación se realizó entre 2015 y 2016 con el apoyo de la embajada del Gran Ducado de Luxemburgo, y en esta participaron también jóvenes de Matagalpa, El Cuá, Jinotega y Wiwilí que se unieron como voluntarios. 

Los ulúas

Según los antropólogos y arqueólogos, los ulúas se encontraban desde el norte de Honduras, una parte de El Salvador y Nicaragua, abarcando desde el norte y centro del país. 

La referencia del término ulúa se debe a que hablaban ese idioma y estaban situados cerca del río Ulúa de Honduras. 

Rizo destaca que esta zona geográfica se considera de mucha importancia desde el punto de vista arqueológico. 

La cultura de los pueblos indígenas de Matagalpa está vinculada a las mitologías de las serpientes, provenientes de la cultura ulúa, cuyo idioma está vinculado también al desarrollo de otros idiomas que se conocen, hoy como el mayagna y miskito en Nicaragua, y otras lenguas como el cacaopera de El Salvador y el lenca de Honduras, apuntó Cruz.  

Con las piezas que fueron halladas en San José de Bocay se pretende crear un museo en la Casa de Pueblo Indígena de Matagalpa, ubicado en el centro de esta ciudad. 

Los dirigentes de Fundación Ulúa también pretenden hacer un segundo congreso arqueológico para revisar las evidencias que se han encontrado y hacer comparaciones regionales. 

“Es un despertar científico y nosotros los jóvenes tenemos que estar a la vanguardia. En la ciencia cuando hay una hipótesis y esa hipótesis tiene argumentos sólidos tiene la capacidad de dar saltos dialécticos que pueden ayudar a aportar ese granito de arena al conocimiento de Nicaragua”, concluyó Cruz. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus