•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Pago por Servicios Ambientales, conocido como (PSA), no está creando un cambio de conciencia en las prácticas de producción. De acuerdo con el sociólogo e investigador del Instituto de Investigación y Desarrollo (Nitlapan-UCA), René Rodríguez, este tipo de intervención tiene un enfoque economicista y se cree que solo por el hecho de dar dinero habrá un cambio en la mentalidad de las personas. 

El  PSA es un programa para la conservación del bosque y la reforestación,  en el cual se les da una determinada cantidad de dinero a propietarios de fincas donde hay vegetación conservada. Fundación del Río implementa este proyecto en el municipio de El Castillo, Río San Juan, en la zona de amortiguamiento de la Reserva Indio-Maíz. 

De acuerdo con Amaru Ramírez, presidente de Fundación del Río, alrededor de 13 familias se sumaron a este programa. Con esto se logró conservar un aproximado de 1,000 hectáreas de bosque. 

Según Ramírez, las familias recibían 28.5 dólares por hectárea al año. Durante cinco años este fue el modelo con el que intervenían en esa zona, precisó, pero ahora cambiaron de incentivo. “Se pasó a dar asistencia técnica, acompañamiento y el desarrollo de algunas alternativas de producción sostenible”. 

¿Comercialización del bosque?

René Rodríguez, investigador júnior de Nitlapan, participa en un estudio que se llevaba a cabo con productores de El Castillo sobre alternativas de producción y eficiencia de los servicios ecosistémicos. Esta investigación también involucra a las 13 familias asistidas por Fundación del Río. 

Durante una jornada de exposición de investigaciones en la Universidad Centroamericana (UCA), Rodríguez dio a conocer algunos de los primeros resultados, entre los que destacan que el PSA ha tenido poco impacto en la reforestación y que existe una mercantilización del bosque. 

Ramírez agregó que debido a estos resultados y a un proceso de diálogo con estas familias fue que se decidió cambiar el modelo y no dar más dinero. “Se encontró que no se estaba creando empoderamiento en la gente para que siguiera conservando los bosques”, dijo el presidente de Fundación del Río. “Nos dimos cuenta de que las acciones generales que se aplicaron al comienzo no están generando arraigo por la conservación de los ecosistema”, agregó.

Explicó que al inicio del programa, hace 5 años, se planteó que se dejaría abierta la elección para que las familias invirtieran el dinero en lo que quisieran. Algunas lo usaron para la compra de alimentos que no son producidos en el sector, como arroz y aceite, y también se compraban paneles solares. Pero otras “familias invirtieron en pasto y estabulación”. 

“No podemos estar fomentando la ganadería porque en la zona existe la idea de que la ganadería es la solución. El referente del ganadero en el país no es tener en media manzana 20 animales y en la otra media tener pasto mejorado, sino lo contrario”. 

A pesar de eso, ninguna de las familias deforestó, destacó Ramírez. El investigador de Nitlapan  sostuvo que el PSA “necesita integrar elementos más de tipo político, social, evaluar si la forma en que se dan los pagos es realmente justa, incluso valorar si las familias productoras necesitan el pago o requieren otros incentivos como crear subsidios para que se dediquen a otros tipos de prácticas productivas”. 

Potencial del PSA

Según Rodríguez, en el PSA hay beneficios que tienen un enfoque económico y otros como la captura de carbono, estos reciben el nombre de sumideros de carbono. También se incentiva la conservación de las cuencas porque de ahí baja la contaminación de los fertilizantes que usan los productores. Los bosques conservados puede ser refugio de vida silvestre, además de proveer  recursos forestales. De igual manera, puede proveer de nutrientes al pasto para el uso agropecuario. También es un gran potencial para desarrollar servicios turísticos y la conservación de la biodiversidad.   

Rodríguez aseguró que es difícil extrapolar la experiencia de las familias de El Castillo en otros puntos del país debido a que cada esquema por Pago por Servicios Ambientales va interactuar con las dinámicas que hay en un territorio específico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus