•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Comunidades afectadas por la crecida de ríos, cortes en el servicio de energía eléctrica, casas afectadas, árboles caídos y una menor de edad a punto de morir ahogada son los resultados de las fuertes lluvias registradas el fin de semana en el país.

Debido a las fuertes lluvias acompañadas de ráfagas de vientos y descargas eléctricas, el municipio de Bonanza, en el Caribe Norte, quedó sin energía y aislado por un hundimiento de tierra que hubo en la vía Rosita-Bonanza, obligando a retrasar los esfuerzos de las cuadrillas de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) que intentaban restablecer el servicio.

Crecida de río en La Conquista incomunica a pobladores

José Luis Onsang, gerente de ENEL en el Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú, explicó que las fuertes rachas de viento ocasionaron el colapso de árboles, afectando las líneas: “se registró un tipo tornado que botó árboles y afectaron las líneas hacia Bonanza, pero además tuvimos violentas descargas eléctricas que nos afectaron los circuitos”.

En Bilwi, Sergio Torres, de ENEL, detalló que el colapso de árboles ocasionado por los vientos registrados la noche del sábado causó afectaciones en el suministro. “En el barrio Petter Ferrera cayó un árbol, en el barrio Sandino hay 15 casas sin luz por ramas que pegaron en la línea (de transmisión eléctrica), igual en Spanish Town con cinco viviendas. Lo mismo ocurrió en el barrio Filemón Rivera, que estuvo sin luz, donde el viento movió los alambres, y dañó la mitad del alumbrado público de la ciudad, pero estamos reparando”, comentó.

Daños millonarios en las vías a causa de lluvias

Torres afirmó que en dirección a la comunidad Tuapu, en el mismo municipio, un rayo impactó y dañó tres postes de madera del servicio de energía eléctrica. En el sector de Siuna, varios ríos estaban crecidos, lo que ocasionó que el Comité Municipal de Prevención de Desastres (Comupred) se activara y monitoreara el comportamiento de los ríos.

EN CARAZO

Al menos 10 comunidades de La Conquista y Santa Teresa, municipios del departamento de Carazo, se vieron afectadas debido al aumento del caudal del río Cascalojoche, que se encuentra entre ambas localidades. 

Ramiro Parrales, habitante de la zona, explicó que ante las incesantes lluvias de los últimos días, los buses del servicio de transporte público que viajan hacia El Astillero, pasando por algunas comunidades del sur de La Conquista, deben esperar de dos a tres horas para que el río Cascalojoche baje su caudal, ya que las corrientes son demasiado fuertes. Unas 20 familias resultaron con afectaciones por las lluvias en Punta Flor, Nagarote. En esa comunidad, que limita con un estero, las aguas se estancan, por lo que la maquinaria del MTI removió arena para garantizar el drenaje, según medios oficialistas. El río Cascalojoche se crece cuando hay lluvias continuas.

RESCATAN A NIÑA

En Ocotal, Nueva Segovia, una niña de siete años cayó en las aguas del río Coco al momento que acompañaba a su mamá durante la recolección de leña. 

Al lugar se presentaron miembros de la Asociación Civil de Bomberos, quienes lograron rescatar a la pequeña Wendy Marisela Rodríguez, quien recibió atención médica para descartar lesiones de gravedad.

Lluvias no dan tregua en Chontales

La mayor concentración de lluvia ayer se dio en las regiones del Caribe y el Pacífico de Nicaragua, de acuerdo con los mapas de monitoreo del Ineter.

En San Juan de Limay, 210 kilómetros al norte de Managua, la estructura de una vivienda cedió y se fue abajo por la humedad. Ese inmueble es propiedad de la señora Lucrecia Ruiz Aráuz, y ahí viven cinco personas, tres  adultas y dos niños. 

Mientras que en la comunidad conocida como Comayagua, ubicada en los límites de los municipios de  San Juan de Limay y Pueblo Nuevo, la casa de Mayra Hurtado, en la que habitan cuatro  adultos y dos niños sufrió averías.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus