•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las abundantes precipitaciones registradas en las últimas semanas han propiciado el repunte de enfermedades infecciosas, como la leptospirosis. 

Hasta la semana veinte de este año, el Ministerio de Salud reportó 208 personas infectadas por el virus de la leptospira, una cifra que aumentó en 14.9% en relación al mismo periodo del año pasado, cuando la cantidad de infectados fue 181 personas. Asimismo, el Mapa de Salud sitúa a la leptospirosis como la séptima enfermedad epidémica más frecuente en el país, con 521 infecciones, superada por el dengue, malaria, leishmaniasis y zika.  

Nicaragua lanza plan especial contra leptospirosis

Esta enfermedad es generalmente transmitida por roedores, aseguró el epidemiólogo Leonel Arguello. “Los ratones casi siempre están encuevados, o están metidos en alguna parte de la casa, pero cuando llueve, o antes que llueva, se suben al techo de la casa y se orinan. Cuando llueve, el orín de la rata baja con la lluvia y cae en el hogar, allí se produce la infección” detalla el doctor. Por lo que el repunte podría estar relacionado con las lluvias procedentes de las nueve ondas tropicales que han afectado al país durante los últimos meses. 

Según declaraciones de la vicepresidenta Rosario Murillo el día de ayer, las últimas cinco ondas tropicales provocaron daños a 835 personas de 267 familias en nueve departamentos del país.  

Sobre la infección END

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa causada por bacterias patógenas llamadas leptospiras, que son transmitidas de los animales a los seres humanos, generalmente por contacto directo con la orina de animales infectados, detalla en su sitio web la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Si bien es cierto que  los roedores son el mayor foco transmisor de la bacteria, también animales domésticos como vacas, cerdos y perros pueden transmitir la enfermedad. 

El diagnóstico de la leptospirosis es difícil porque sus síntomas son variables y pueden ser fácilmente confundidos con otras enfermedades como el dengue o afecciones hemorrágicas de origen viral. 

Por ello, ir a la unidad de salud lo más pronto posible es la primera recomendación del doctor Argüello, quien agrega que “si no se diagnostica rápidamente, la persona puede fallecer de hemorragia”. 

Aunque según el Minsa, durante el año pasado ninguna persona murió a causa de este mal. 

Uruguay crea vacuna contra la leptospirosis

Entre los síntomas más comunes están la fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular (en particular en el músculo de la pantorrilla), infección conjuntival, ictericia (coloración amarillenta de la piel y mucosas) y malestar general.

¿Por qué tantos casos de diarrea?

Keysi García 

La cantidad de pacientes con diarrea la semana pasada disminuyó en un 6% en relación con la semana anterior, sin embargo se contabilizaron 7,553 casos de la enfermedad, que se ha proliferado en la época lluviosa. 

De acuerdo con estadísticas del Ministerio de Salud (Minsa), a nivel nacional se detectaron 97,271 casos acumulados y 15 fallecidos por enfermedad diarreica aguda, en el período que comprende desde el 1 de enero hasta el 21 de mayo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la amenaza más grave que suponen las enfermedades diarreicas para las personas, especialmente los niños, es la deshidratación. “Durante un episodio de diarrea, se pierde agua y electrolitos en las heces líquidas, los vómitos, el sudor, la orina y la respiración. Cuando estas pérdidas no se restituyen, se produce deshidratación”, detalla el portal web de la institución. 

Las causas

El epidemiólogo Leonel Argüello Yrigoyen explica que la proliferación de las enfermedades como diarrea, infecciones gastrointestinales y afecciones respiratorias se debe al aumento de vectores de transmisión de bacterias, como moscas y zancudos. 

Aparte de diarrea también te pueden dar parásitos, este es el período en la que la gente se llena más de parásitos, precisamente por las moscas". Leonel Argüello  epidemiólogo.

“Aparte de diarrea también te pueden dar parásitos, este es el período en la que la gente se llena más de parásitos, precisamente por las moscas”, apunta Argüello. 

Con las lluvias se contaminan las aguas y los utensilios del hogar que se utilizan en las cocinas. La escasez de agua  puede ser otro factor que contribuye a que las enfermedades se propaguen, debido a que las personas no tienen acceso al agua en los hogares para lavarse las manos, limpiar los alimentos y tomar medidas de higiene en el hogar, añade Argüello. 

Por otro lado, Argüello considera que durante el invierno las personas tienden a pasar más tiempo dentro de sus hogares, lo cual podría causar que en un mismo hogar más de una persona desarrolle una enfermedad estacional, y en los colegios o centros de trabajo se corre el riesgo de que una sola persona pueda transmitir la enfermedad a los demás. 

Ante la proliferación de la diarrea, el especialista indica que la principal recomendación es lavarse las manos. “El lavado de manos te reduce en 50% el riesgo de tener diarrea y el 45 % de tener enfermedades respiratorias”, destaca Argüello. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus