•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las escuelas comarcales juveniles para la gobernabilidad y el desarrollo socioambiental son parte de un proyecto financiado por la Unión Europea y ejecutado por la Alcaldía de San José de los Remates, en Boaco. 

Estas escuelas promueven la integración juvenil y han capacitado a jóvenes en temas como cambio climático, medioambiente y disciplinas deportivas y culturales.

Antonio Trinidad vive en la comunidad El Coyol, de San José de los Remates, y es uno de los 1,500 jóvenes beneficiarios de las escuelas de campo. En la Escuela de Campo de Agricultura y junto a varios compañeros de clase, Trinidad está produciendo frutas y verduras, sobre todo melón, sandía, cebolla y zanahoria. 

“Ha sido una experiencia muy enriquecedora para mí. Antes trabajaba en la agricultura con mi papá, pero no tenía mayores conocimientos. Con este proyecto me han enseñado varias técnicas para trabajar la tierra que antes no conocía, por ejemplo me han enseñado a cuidar las plantas cuando hay plagas y enfermedades”, contó el joven.

Impulsan el deporte

Otro de los componentes del proyecto es la recreación de la juventud y la inserción de la mujer en las actividades deportivas. El proyecto cuenta con 10 clubes deportivos de futbol sala, 6 clubes deportivos femeninos, 20 clubes deportivos masculinos de futbol campo, un club deportivo especial de beisbol y un club deportivo de tercera división. 

Incrementan inversión en aulas multigrado

Durante una visita reciente del embajador de la Unión Europea, Kenny Bell, a San José de los Remates, el diplomático y la alcaldesa Amparo Treminio colocaron la primera piedra para la gradería del estadio de futbol en ese municipio, con la presencia de representantes de Fenifut y la federación municipal de futbol.

“El proyecto ha sido muy útil, ya que ahora todos los jóvenes se dedican a una actividad recreativa y productiva. Esto ha ayudado para que se retiren de las drogas o los malos hábitos. En el ámbito del deporte, el proyecto ha sido muy exitoso, pues incluso hemos involucrado a las mujeres en actividades como el futbol. Tenemos equipos en diferentes comunidades y en el casco urbano, y estamos coordinando para que los mejores jugadores tengan la oportunidad de participar en los campeonatos internacionales”, expresó el vicealcalde Francisco Urbina.

El municipio se ha destacado en las disciplinas deportivas y han ganado varios campeonatos departamentales. Este es uno de los proyectos de ese organismo que más éxito han tenido a nivel local en colaboración con autoridades municipales.

En la visita del embajador Bell, llevada a cabo para conversar con los beneficiarios y conocer de cerca los resultados, los jóvenes mostraron al embajador Bell el centro recreativo municipal que ha sido apoyado por el proyecto y que es un espacio clave de participación juvenil. 

En dicho centro, los jóvenes participan en eventos municipales, asambleas y sobre todo cabildos municipales de juventud a través de los cuales pueden expresar sus inquietudes y necesidades a las autoridades municipales, así como la inclusión de las propuestas juveniles en los planes de inversión del municipio.

Para concluir la gira de trabajo, el embajador Bell, las autoridades municipales y los jóvenes beneficiarios del proyecto tuvieron la oportunidad de visitar la Reserva Ecológica Natural Cerro Alegre Cumaica para conocer el trabajo en materia de gestión de áreas protegidas. 

Se visitaron tres cascadas que forman la reserva hídrica y forestal La Chorrera, la mayor zona protegida del municipio con bosques, fauna y de donde proviene el agua para 2,500 habitantes del área urbana.

Proyecto de agua beneficia a cinco escuelas rurales

Escuelas de Campo

Las escuelas de campo también son espacios de reflexión y participación de la juventud. Los jóvenes se especializan por temas y se han creado 25 grupos comarcales en producción agrícola, cultura (danza y música), nuevos emprendimientos (costura y panadería), género y medioambiente. Las escuelas de campo trabajan con una metodología en la que los jóvenes aprenden haciendo. 

El proyecto promueve a su vez el uso de tecnología agrícola en las escuelas de campo, como el riego por goteo y aspersión, buenas prácticas agrícolas, cultivo en invernadero, prácticas de manejo integrado de plagas y malezas, prácticas de conservación de suelo y sistemas de producción orgánica, entre otros. 

Con el proyecto se han capacitado a alrededor de 1,500 jóvenes, de los cuales más de 700 participan en agricultura, 490 en actividades deportivas, 137 en música y danza, y se 92 en emprendimientos como panadería y costura.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus