•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diputados guatemaltecos del Parlamento Centroamericano (Parlacen) abogan por un trato igualitario para los migrantes centroamericanos en Estados Unidos de Norteamérica para evitar posibles afectaciones que provocaría la deportación de miles de guatemaltecos, sostuvo Jaime Martínez Castellanos, legislador de Guatemala en el Parlacen.

“En el tema migratorio tenemos una desventaja. Guatemala no cuenta con TPS, (Estatus Temporal de Protección para migrantes en EE. UU.). El TPS es un beneficio que tiene El Salvador, Honduras y Nicaragua”, dijo Martínez, quien se encuentra en una gira oficial en Nicaragua.

Martínez Castellanos, vicepresidente de la junta directiva del Parlacen, se reunió ayer con diputados nicaragüenses y con representantes del Foro de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe (Foprel). 

“Eso repercute en toda la región, aunque se trate de guatemaltecos. Es un factor que nos afecta,  no hemos logrado recibir ese tipo de beneficios como el TPS, pero se hace el cabildeo necesario para encontrar apoyo y lograr el beneficio”,  recalcó Martínez.

El medio de comunicación Prensa Libre divulgó recientemente en Guatemala que existen 101,000 casos de migrantes guatemaltecos que podrían ser deportados en cualquier momento y que en este año las cortes en Estados Unidos han autorizado la deportación de 32,385 guatemaltecos.

Por su parte, Orlando Tardencilla, vicepresidente del Parlacen por el Estado de Nicaragua, dijo que este órgano regional está “definiendo una política común para atender la dinámica y los problemas que derivan de la migración. La región requiere una política común, de manera que ningún país tenga un tratamiento diferente a otro en el paso, en el origen y destino de migrantes. Esto será un tema central en los foros que se realizarán desde el 21 de agosto para la juramentación de las nuevas autoridades del Sistema de Integración Centroamericana (SICA)”.  

Cabildeo en Washington

Martínez dijo que a finales del mes pasado una delegación del Parlacen sostuvo reuniones en Washington donde hablaron con miembros del equipo de trabajo de la congresista Norma Torres, de origen guatemalteco y el congresista  Adriano Espaillat, de raíces dominicas.

El TPS para los nicaragüenses y hondureños vence en enero de 2018 y para los salvadoreños en marzo del próximo año. 

“Vimos buena voluntad, logramos que 26 congresistas se mostrarán a favor de la renovación del TPS, fue un cabildeo importante”, aseguró el legislador guatemalteco en el Parlacen. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus