•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 50 pediatras que tienen distintas subespecialidades externaron su preocupación por el aumento de la obesidad infantil en Nicaragua.

Esta situación también inquieta a médicos del Ministerio de Salud (Minsa) y de instancias privadas, aseguró el doctor Jorge Sequeira, pediatra clínico del Hospital Vivian Pellas, ayer durante el primer simposio de Alergias y Nutrición Infantil. 

Los especialistas pretenden promover charlas nutricionales a padres de menores con factores de riesgo para desarrollar sobrepeso, para prevenir que los niños y niñas desarrollen la enfermedad, y en los casos de obesidad infantil diagnosticada, pretenden fomentar cambios de estilos de vida, señaló Sequeira. 

“Hace 25 años la preocupación era la desnutrición en nuestro país, ahora la malnutrición es el problema, que significa que una persona que tiene sobrepeso está malnutrida”, recalcó Sequeira. 

De acuerdo con las estadísticas del Censo Nutricional del Minsa, realizado a nivel nacional entre febrero y abril de este año, el 5.3% de los niños menores de dos años padece de obesidad; y al menos el 10.5% de este mismo segmento, que es el más afectado por estos problemas, sufre de sobrepeso.

Mientras que de los niños menores de 5 años, el 8.5% tiene sobrepeso, y el 4.2% ya tiene obesidad. Asimismo, el 3.6% de los niños entre 5 y 6 años de edad son obesos y el 7% de este grupo poblacional tiene sobrepeso.

La mayoría de casos de sobrepeso y obesidad infantil fueron detectados en las ciudades de Managua, Rivas, Carazo, Chontales, Granada y ambas regiones del caribe, según el censo. 

Formas de prevención

Con este encuentro de pediatras se pretende impactar a los profesionales de la salud, que atienden a recién nacidos y niños en desarrollo para prevenir la obesida, esto para promover la importancia de la nutrición y el ejercicio físico, destacó el doctor Sequeira. 

“Una de las cosas principales es el cambio del estilo de vida, el sedentarismo que hoy por hoy con las tecnologías nuestros niños están teniendo cada vez menos actividad física”, agregó el pediatra.

Por su parte la nutricionista Nidia Báez destacó en su ponencia que además de la prevención, el personal médico debe de intervenir cuando el niño ya tiene sobrepeso, estado desbalance nutricional previa a la obesidad, que ocurre cuando la persona supera el peso adecuado para su tamaño y edad.   Si se detecta a tiempo se reducen los riesgos de complicaciones provocadas por la obesidad en los niños, que repercuten en su vida adulta, como la diabetes, hipertensión arterial y problemas cardiovasculares, sostuvo Báez. 

 “Un niño nunca tiene que hacer dieta, se tiene que trabajar los hábitos que ocasionan el sobrepeso y la mala alimentación”, precisó la nutricionista. 

Nutrición adecuada

El doctor Sequeira también recalcó que es importante que los especialistas sugieran a los padres de familia evitar las comidas chatarras, uno de los factores más influyentes en el estado nutricional de los niños. 

Asimismo, la nutricionista Báez indicó que la obesidad infantil está ligada a las familias de clase media baja, debido a que en este sector hay más mitos, falta de información y prácticas de consumo de comida malsana. “Cualquier niño puede padecer obesidad, pero es más fácil que pase desapercibido o no se atienda en un estrato social más bajo”, afirmó. La especialista agregó que la manera más efectiva de prevenir y tratar la obesidad infantil es incluir frutas y vegetales en la dieta familiar; evitar las comidas chatarras y chiverías; y procurar que los niños hagan al menos una hora de actividad física al día. 

“En Nicaragua tenemos la suerte de tener frutas, verduras y legumbres a disposición, somos de cultura del maíz y todas esas cosas naturales tienen bastantes nutrientes. Podemos mantener un plato sencillo, pero balanceado”, añadió Báez. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus