•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una mujer de 64 años fue encontrada muerta ayer en su casa de habitación en el barrio Julio Buitrago, de Managua. La víctima es la tercera mujer asesinada en menos de una semana en el país.

Un vendedor del sector se percató del hallazgo a eso de las seis mañana cuando al ingresar a la vivienda, cuya puerta estaba abierta, observó el cuerpo de María Lidia Argüello Montalván tirado en el piso, ensangrentado y con heridas de arma blanca, según vecinos del lugar.

María Lidia Argüello viajaría el próximo 16 de agosto a Guanacaste, Costa Rica, para reunirse con cuatro de sus seis hijos. En Managua vivía sola y tenía una pequeña venta de licor.
La Policía Nacional realizó un fuerte despliegue en la zona y utilizó la técnica canina logrando capturar a  Carlos Alberto López Pobeda, alias “El Sasa”, Rafael Bonilla Maltez y un tercer hombre que no fue identificado. Las investigaciones continúan.

Dos muertes más

El pasado nueve de agosto, Luz Lila Valle de 87 años, también fue encontrada muerta en su vivienda ubicada en el barrio El Repliegue, de Masaya.

Valle fue asesinada a golpes por delincuentes que aprovecharon que la anciana vivía sola y sin luz eléctrica. La Policía Nacional capturó a cuatro hombres como sospechosos de cometer el crimen.

Esta semana, el pasado lunes, un hombre mató a su esposa de un balazo en la cabeza en una comarca de Yalí, Jinotega.

El victimario, Óscar Adolfo Zeledón Rizo, de 26 años, asesinó de un disparo en la cabeza a su esposa Ana Vargas Centeno, de 28 años y posteriormente se disparó en el cuello. La violencia contra las mujeres se vive cada vez con más saña en el país. El Observatorio de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) contabiliza 33 mujeres asesinadas en lo que va del año, siendo febrero y mayo los meses con más crímenes cometidos. 

Desprecio por la vida

Magaly Quintana explica que el asesinato de las mujeres evidencia claramente el desprecio que algunos hombres tienen  sobre sus vidas y también el sentimiento de dominación sobre sus cuerpos, producto de una educación machista.

“Hay una cuestión muy preocupante y es la saña con la que están matando a las mujeres, esto va cada vez en aumento y ya no respetan edad. Estas ancianas son mujeres indefensas que si lo que quisieran es robarles basta con amarrarlas, pero no, lo que estamos viendo son agresiones sexuales, golpes y hasta cuchilladas. Esto evidencia la necesidad urgente de reeducar a la población a través de políticas públicas concretas. No es suficiente solo con lamentar, tenemos que educar”, dice Quintana.

Evelyn Flores, de la Red de Mujeres Contra la Violencia, comenta que los femicidios son la expresión máxima de la violencia machista, pero que hay otros tipos de violencia y opresión que las mujeres viven a diario como la violencia psicológica, verbal e incluso física. 

“Todos estos comportamientos de dominio masculino si no se denuncian pueden acabar en femicidios”.

Violaron a mujer de 87 años

En los juzgados especializados en violencia de Masaya se llevó a cabo ayer la audiencia preliminar por el asesinato de Luz Lila Valle Naborío, de 87 años. José Ariel Guevara Pérez y Rommel Joel Martínez Gutiérrez fueron acusados de ser los  coautores del asesinato agravado y violación agravada en perjuicio de Valle Naborío. El hecho ocurrió la madrugada del martes 8 de agosto.

La jueza Socorro López admitió la acusación presentada por el fiscal Ismael Mayorga y dictó prisión preventiva, además programó la audiencia inicial para el próximo 18 de agosto.  

Según la relación de hecho de la acusación presentada por el Ministerio Público, el martes 8 de agosto a la una de la madrugada la víctima se encontraba descansando en su vivienda, en el barrio El Repliegue, donde habita sola. 

“Los acusados ingresan por la puerta de zinc que comunica a la calle. Una vez que ingresaron se dirigen hasta donde la víctima, Rommel Joel procede por la fuerza y violencia, la despoja de su vestimenta y junto con el otro acusado manosean a la anciana y Rommel Joel accede carnalmente hasta consumir el acto sexual, luego el otro”, determina el libelo acusatorio.

Luego la golpearon contra el piso, provocándole un trauma craneoencefálico y facial severo, con objeto contuso y asfixia mecánica, lo que le ocasionó la muerte. En su intervención el abogado defensor Mario Ayapal López dijo que Rommel Joel iba admitir los hechos, por lo que la jueza dio la palabra al acusado, pero lo que el acusado realmente quería era llegar a un arreglo extrajudicial con la familia, por lo que la jueza desestimó la admisión de hecho. 

Cabe señalar que la familia de la víctima presentó un documento preliminar en el que no se determinaba aún la violación agravada porque el forense continuaba con el estudio exhaustivo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus