•   Wiwilí, Jinotega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En menos de 10 días tres personas han sido asesinadas en sectores rurales de Wiwilí, en Jinotega. 

El último crimen fue el de Melvin Elías González Aráuz, de 23 años, quien desde el pasado 8 de agosto había salido de la comunidad Flores de Caña, ubicada en la microrregión de Plan de Grama, para dirigirse al poblado de Wiwilí, con la intención de hacer una escritura de una propiedad que le vendían en 60,000 córdobas.

Luis Alfredo González, de 50 años, padre de la víctima, aseguró que al no llegar Melvin a la casa de su esposa María Rivera, comenzaron a buscarlo, pero fue dos días después que lo encontraron muerto a la orilla del camino. Tenía un machetazo en el cuello que por poco lo decapita. 

González dijo que dio aviso a la policía y agentes se presentaron al lugar para realizar las investigaciones y tratar de dar con la identidad de los asesinos. Los familiares presumen que el móvil del crimen no era el robo, porque cerca del cuerpo se encontraba su mochila, la que tenía 20,000 córdobas en su interior.

El otro crimen que ha conmocionado la zona es el del campesino Ezequiel Rayo Orozco, de 35 años, quien fue asesinado de dos disparos con revólver calibre 38 y un filazo en la mandíbula. El hecho se registró en la comarca el Makengales. Se presume que el móvil fue el robo de unos caballos.

Mientras que en Plan de Grama fue asesinado de cinco balazos en la cabeza, cinco en el pecho y seis machetazos, el productor Alejandro Valdivia, de 55 años, a quien los criminales después de rematarlo, lo arrastraron y lo escondieron en unos predios montosos, donde fue encontrado por pobladores de la zona.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus