•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Era 1947 y León estaba entre cenizas. El Cerro Negro estaba en erupción. Sus habitantes le imploraron a la Asunción de la Santísima Virgen María que cesara la erupción del Cerro Negro y a cambio harían una gritería en su nombre. Así ocurrió. Mañana esta tradición cumplirá 70 años.

Los católicos leoneses celebrarán este 14 de agosto el 70 aniversario de la instauración de la Purísima de penitencia o Gritería Chiquita en honor a la Asunción de la Santísima Virgen María.

Esta expresión religiosa que se asemeja a la Purísima del 7 de diciembre nació durante una de las erupciones más violentas del Volcán Cerro Negro, ubicado a 25 kilómetros al suroeste de la cabecera departamental.

Manuel Noguera, escritor e historiador de León, relató que la erupción de ese año duró más de 20 días. 

“Ante la desesperación del pueblo, el obispo de la Diócesis de ese entonces, monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes, suplicó a la virgen María, su intercesión ante Dios para que cesara dicha erupción, prometió que se celebraría una gritería de penitencia similar a la del 7 de diciembre, y sorprendentemente en la noche del 14 de agosto en víspera de la fiesta de La Asunción de María, se detuvo la expulsión volcánica”, detalló Noguera.

Monseñor Cesar Bosco Vivas Róbelo, obispo de la Diócesis, afirmó que en León hay un fervor inmenso a la Madre de Dios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus