•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Martí Boada, doctor en Ciencias Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona, afirmó hoy a Efe que la información ambiental es clave para la vida humana, ya que de ella dependerá que el hombre reaccione ante la acelerada transformación del medioambiente.

En entrevista con Efe en Managua, Boada comparó a la naturaleza con tener un cuadro de Pablo Picasso en casa, y a la información ambiental con el trato que la obra recibirá, lo que dependerá de si su dueño sabe lo que tiene o lo ignora.

"Para que la gente sepa que tiene un Picasso en casa, y que en lugar de tenerlo en el traspatio lo tenga en el salón principal, hay que capacitar. Esto es clave", señaló el científico español, quien este miércoles finaliza una visita de una semana en Nicaragua.Para el científico el árbol es un indicador de calidad en el planeta. /Cortesía

El también experto asociado del Programa Hombre y Biosfera (MAB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), reconoció que es "difícil" encontrar solución a la crisis ambiental de la Tierra, cuya situación calificó de "notoria" y "ahogante".

Sin embargo, insistió en la importancia de que las personas se apropien de lo que está ocurriendo a través de la información.

"Hay que informar, capacitar de la realidad del momento, objetivamente, pero no asustar, decir que estamos destrozando el planeta es una barbaridad, porque no es verdad, porque el planeta no lo podemos destrozar aunque queramos, lo que sí estamos es cambiando las condiciones intensamente y gravemente para que los seres humanos vivamos", sostuvo.

Boada, reconocido por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) con el título honorífico de visitante distinguido, destacó que el país centroamericano tiene un modelo adecuado desde su punto de vista, pues en la zona norte del territorio pudo observar que existen comunidades que son capacitadas y consultadas para proteger los recursos naturales.

El experto citó como ejemplo el Arboretum Nacional de Nicaragua, donde "hay 230 especies de árboles".

"En toda Europa, desde los Urales hasta Portugal, hay unas 140 especies, y alguien dirá qué nos importan los árboles, pues el árbol es un indicador de calidad, una plusvalía, una riqueza de gran valor, un patrimonio en un contexto de crisis que está viviendo el planeta", resaltó.

Boada lamentó que si bien estas experiencias positivas terminan creando un "efecto mariposa", que nacen con una mínima expresión para convertirse en un fenómeno global, lamentó la complejidad del caso, ya que, agregó, "hay una aceleración de los procesos en todo, en la tecnología, incluso en los pensamientos".

Para el experto, esto provoca una disfunción, porque "acorta la capacidad reactiva de los humanos para corregir y eso nos pone en un contexto de cierta angustia. La aceleración limita la capacidad reactiva".

A pesar de eso, Boada recordó que "David tumbó a Goliat", e insistió en que la crisis ambiental puede revertirse con información.

"Este es un principio muy básico en la comunicación, una persona bien informada siempre multiplica, pero mal informada multiplica al revés. No podemos estar tocando el violín mientras se está quemando el bosque", resaltó.


El autor de más de 50 publicaciones relacionadas con el medioambiente se reunió con autoridades del más alto nivel de Nicaragua en el tema, luego de visitar algunas de las reservas naturales del país.

Durante su estancia en Nicaragua, Boada calificó de "valiente" la posición de Nicaragua, que no suscribió el Acuerdo de París, por considerarlo insuficiente.

El Gobierno nicaragüense ha insistido en que el Acuerdo de París debió ser vinculante, es decir obligatorio, por considerar que los países más contaminantes deben hacer los esfuerzos más grandes contra el cambio climático.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus