•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

Familiares y  agentes del distrito V de la Policía Nacional continúan con la búsqueda de la cabeza de Karla Patricia Estrada Rostrán, de 32 años, madre de tres hijas y quién había sido reportada como desaparecida desde el 10 de agosto. Estrada fue encontrada muerta y decapitada el 17 de agosto, en un predio cerca de Las Colinas, Managua.

La Policía Nacional realiza las averiguaciones y el Instituto de Medicina Legal (IML) la autopsia. El principal sospechoso es el marido de la víctima, Francisco Ariel Mercado, exmilitar del Ejército de Nicaragua, institución de la que fue dado de baja por mal comportamiento, y la persona con quien fue vista por última vez.

De acuerdo con la hija de la occisa, Karla Patricia Estrada había denunciado a su papá (Francisco Ariel Mercado) en tres ocasiones, pero él nunca asistió a la cita judicial. "Mi papa decía que lo fuera a denunciar las veces que quisiera, porque de todas manera iba a salir", recordó.

Dos de las tres hijas que la víctima procreó con su pareja, afirmaron que escaparon de violencia que sufrían con su papá.

Recordaron que él se enoja por todo y que las castigaba físicamente. Cuando su mamá las defendía también la agredía a ella.

Últimas horas

Una de las tres hijas narró que el último día que estuvo con su madre fue el 10 de agosto en la celebración de Santo Domingo. Ese día su papá amenazó a su mamá de que habría un muerto si él se enteraba que seguía un supuesto romance con Josué Suárez, quien fue pareja de la víctima hace más de dos meses.  "Veníamos caminando cuando él le dijo que iba hacer eso" señaló.

Posteriormente, aseguró que ese día a ella la dejaron en la casa de su abuela, ubicada a pocas cuadra de la iglesia Santo Domingo.  "Después ellos (la víctima y su pareja) se fueron al barrio 30 de Mayo donde vivían, y  ese fue el último día que la ví" declaro.

Dominga Estrada, tía de la víctima, recuerda que ese día su sobrina le pidió comida, pero que su pareja no la dejo comer en la casa y tuvo que llevárselo en una pana, “se fue comiendo en la calle, parecía estar con odio, con ganas de hacer algo, él era violento" dijo.

Celos enfermizo

Estrada dijo que ellos se separaban unos meses y después volvían, por la misma agresividad del hombre. La última vez habían estado separados más de tres  meses. Durante ese tiempo ella trabajó en una residencial como doméstica y conoció a Josué Suárez con quien salió dos meses. "Tiempo después él le prometió que si volvían le compraría todo, que dejara de trabajar y de llegar donde su mamá en santo domingo, porque podía ver a Josué" narró.

Antes de que supuestamente la matara, ellos tenían dos meses de haber regresado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus