•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras un siglo de espera, un eclipse solar fue visto por unas 300 millones de personas en todo el mundo. En Nicaragua, miles de habitantes observaron desde distintos puntos del país el aclamado fenómeno.

En Mangua cientos de estudiantes de la UNAN-Managua y del colegio Pierre y Marie Curie, vivieron el eclipse parcial del sol en puntos de observación.

Las filas para ver el fenómeno a través de un telescopio con un filtro especial eran extensas en el centro Pierre y Marie Curie, donde los estudiantes pudieron observar el eclipse solar al menos 10 segundos cada uno.

En el Pierre y Marie Curie, jóvenes y niños utilizaron sus cajas de eclipse, un proyecto de clase, para ver el acontecimiento astral.

Aunque por momentos el cielo se nubló, las personas no dejaron de ver el eclipse. A la 1:08 de la tarde, el 30% del sol fue cubierto por la luna, como estaba previsto en Nicaragua.

El especialista Jaime Incer destacó que este fue el primer eclipse parcial en Nicaragua en este siglo.

En ese mismo colegio, Incer recordó que observaron otro eclipse parcial en 1998 y en comparación con esa ocasión, notó que hoy hubo más jóvenes, niños, padres y madres interesados por el suceso.

En Estelí el eclipse fue visto por varios aficionados a través reflejos con recipientes con agua, algo que los expertos pidieron no hacer.

A pesar de las orientaciones brindadas por las autoridades, muchos se expusieron, aunque otros evitaron salir de sus casas en el intervalo de la una a la dos de la tarde.

En este departamento las actividades laborales, sobre todo en las empresas tabacaleras, donde trabajan unos 18 mil obreros entre mujeres y hombres, la vida transcurrió normal. 

En León, decenas de personas apreciaron el firmamento y el eclipse del sol con lentes especiales y tres telescopios de alto alcance, que fueron instalados por la Asociación de Astrónomos Aficionados (Asafile), en la plaza central Juan José Quezada, de la ciudad de León.

A partir de la 11:00 a.m., estudiantes y personas adultas de distintos sectores del departamento hicieron largas filas para observar en el firmamento el eclipse parcial del sol.

Rosario Esquivel García, habitante del barrio Sutiaba, llegó desde tempranas horas del día con varios familiares para apreciar el eclipse del sol.

“Es un fenómeno muy hermoso que debo de observar, pero como medida de recomendación voy a utilizar lentes oscuros o telescopios especiales, aprovechando que esta organización (Asafile), instaló en la plaza”, dijo Rosario Esquivel.

Orlando Chávez, miembro de Asafile en León, explicó que a través de imágenes televisivas la población mundial pudo apreciar el eclipse total del sol, "pero en nuestro país tenemos la oportunidad de observar una parte de lo que será el eclipse".

“Es un evento trascendental para los seres humanos, instalamos equipos para compartir con nuestra población este momento que ha ocasionado mucha curiosidad”, explicó Chávez.

En Carazo, la biblioteca Semillas, en coordinación con la  Asociación Nicaragüense de Aficionados de Astronomía, lograron reunir a más de 200 personas en el parque central de la ciudad de Diriamba, quienes lograron observar el maravilloso eclipse solar.

Según Mynor Cordón, encargado de la biblioteca Semillas, recibieron 15 anteojos especiales de parte de dicha asociación, con el fin de que las personas pudieran observar el eclipse y así evitar daños irreparables en la vista.

Los interesados recibían prestados los lentes por un período de 10 segundos, para ver el eclipse solar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus