•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pescadores de playa Gigante en Rivas proponen zonificar las áreas marinas en dos: una para la pesca y la otra para la reproducción de especies, como medida ante la disminución de peces de valor comercial. Actualmente, confrontan a las personas que quieren introducir la pesca con bombas, lo que los convierte en un muro para que esta práctica no avance más hacia el sur. 

Mientras en las playas del norte, a partir de Casares, la disminución de peces es notable y algunos se auxilian en la piscicultura, según especialistas en temas marinos. 

De acuerdo con Edgar Herrera, director de Fauna y Flora, una organización que trabaja con pescadores de Rivas en la promoción de buenas prácticas de pescas, el objetivo de los pobladores de playa Gigante es hacer del mar en frente de sus costas un lugar de desarrollo sostenible. 

Aseguró que por eso han llegado a confrontar a pescadores de otras zonas.  “Considero que los pescadores artesanales de playa Gigante son un ejemplo y un muro para que la pesca con bombas no avance hacia el sur”.

Ernesto Contreras, técnico de Fauna y Flora en playa Gigante, afirmó que los pescadores no permiten que otros lleguen con bombas a su territorio. “Ellos se organizan y si se enteran que hay embarcaciones bombeando, informan a las autoridades”. 

Destacó que como parte de esa lucha ellos quieren que el mar frente a sus costas sea declarado como una Zona Marina de Vida y Desarrollo. Un espacio de 623 kilómetros cuadrados donde se haga pesca controlada.

 “Es un proceso que está trabajándose, necesita tener reconocimiento para que después se vuelva ley y de esa forma la Fuerza Naval pueda ayudarnos más”, declaró Contreras.

Explicó que para que esto suceda necesitan apoyo del Concejo Municipal de Tola y que su propuesta sea incorporada al ordenamiento territorial de ese municipio. De igual manera, necesitan respaldo del Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca) y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena). 

Disminución de peces

El biólogo marino Fabio Buitrago, destacó durante una feria científica de vida marina que se realizó recientemente en la Universidad Centroamericana (UCA), que las costas desde Masachapa hasta Chinandega sufren de una evidente disminución de los peces comerciales y uno de esos factores es el uso de bombas. 

Herrera afirmó que no es así en playa Gigante, donde los pescadores obtienen buena cantidad de peces a un 1 kilómetro de la costa.  Agregó que “no hay estudio científico que evidencie que esta actividad ha reducido la cantidad de peces en los mares del Pacífico, pero no hace falta hacer la gran investigación, la verdad está a la vista”. 

Buitrago dio el ejemplo de los pecadores de Masachapa que necesitan viajar largas distancias porque ya no tienen peces. Herrara expresó que esta práctica nociva empezó con los pescadores del norte y se popularizó hacia el sur. Los especialistas señalaron que también se practica en países como El Salvador. 

Cultivo de pargo

Lorenzo López es un pescador miembro de la cooperativa Gregorio López que opera en la comunidad Kilaca, en el estero de Padre Ramos, en el municipio de El Viejo, en Chinandega. 

En la cooperativa hay 11 pescadores que se dedican a cultivar pargo lunarejo, una especie de color blanco con una mancha negra. 

Según López, gracias a una fundación que opera en la zona, comenzaron con el cultivo de pargo, motivados por la dificultad que tenían de pescar esta y otras especies comerciales. 

Señaló a la práctica de la pesca con bombas como uno de los factores responsables en la disminución de las especies marinas. “Ahora tenemos que ir al mar, capturar a las crías de pargo e introducirlas en jaulas especiales donde crecen y se reproducen”, explicó el pescador. 

Detalló que de esta manera pueden obtener pargos de hasta casi una libra, que alimentan con mezclas de cabezas de camarones y purina. “Es difícil encontrar en mar abierto un pez de más de una libra. Mejor ponemos nuestro esfuerzo en el cultivo del pargo”, declaró López. 

Por cada jaula pueden criar hasta 5 mil peces y la libra de estos se vende hasta en 60 córdobas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus