•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 27.7% de un grupo de 700 mujeres de las comunidades rurales de Bluefields mejoró su nutrición durante el embarazo y primer año de vida de sus hijos gracias a los mensajes de texto semanales que recibían del puesto de salud local, señaló la doctora Indira Valerio, responsable del proyecto piloto de consejería ToyContigo. 

La iniciativa, impulsada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), consiste en enviar mensajes de texto a las mujeres, que accedieran voluntariamente a recibirlos, con información acerca de las medidas de nutrición adecuada, signos de peligro en el embarazo y lactancia materna durante el primer año de vida del bebé, explicó Valerio durante el lanzamiento de la propuesta ayer en un hotel de la capital. 

ToyContigo es un programa de telemedicina o asistencia médica a distancia por medio de las tecnologías al alcance de la población, el cual se ejecutó con éxito desde 2015 en algunas comunidades rurales de Bluefields y se extendió a otras comunidades como Kukra River, Punta Gorda y Laguna de Perlas. 

Los proyectos

La información es regulada por el Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais) de la localidad y es enviada automáticamente a las mujeres y su pareja, o cualquier otro familiar que ella disponga, dos veces a la semana. 

 “Esto crea que el vínculo que existe entre el personal de salud y los usuarios sea más estrecho, y fortalece los vínculos de las madres y sus acompañantes”, señaló Valerio, quien destacó que la mejoría en el estado nutricional de las mujeres también se debió a que los familiares estaban pendientes de cada etapa del embarazo. 
Los mensajes de ToyContigo, que son enviados automáticamente desde una base de datos, incluyen datos de consejería médica adecuada para cada semana del embarazo, para que las pacientes obtengan la información de una manera más personalizada y directa. 

“Vimos que era algo factible, que era una herramienta que podían complementar, y esto nos ayuda a que en nuestros círculos de embarazadas podamos acoplar esa información que adquieren las usuarias y los acompañantes, porque de ahí salen dudas y podemos dar a esa intervención la oportuna explicación”, enfatizó Valerio. 

En Laguna de Perlas

Simultáneamente a este programa, se llevó a cabo el proyecto piloto de “TeleSalud” en Laguna de Perlas, el cual consiste en compartir la información médica de los pacientes en comunidades rurales con el puesto de salud y el hospital regional, para situaciones de emergencia, señaló la doctora Effie Fox, responsable del proyecto.

Con TeleSalud, los brigadistas médicos, entre los que se incluyen parteras, médicos naturales y curanderos, tenían acceso a un teléfono celular para referir información de las mujeres embarazadas de las zonas alejadas de Laguna de Perlas al puesto de salud central.

Esto permitía que fueran atendidas oportunamente por las autoridades de salud, en casos de complicaciones. La información se actualizaba a tiempo real, para que las mujeres acudieran a tiempo al hospital regional de la zona y disminuyera la mortalidad materna y neonatal. 

Aunque el programa fue diseñado para féminas embarazadas, también lo emplearon en otras emergencias como accidentes y mordeduras de serpientes. En total, este programa benefició a unos 243 pacientes que fueron atendidos oportunamente gracias a la agilidad del servicio de salud en las comunidades. 

El doctor Rafael Amador, especialista en desarrollo de la primera infancia de Unicef,  resaltó: “Estas intervenciones son pilotos, para probar nuevas formas de acelerar o mejorar la calidad de atención, sobre todo en comunidades aisladas”. 

Amador subrayó que los resultados de ambas propuestas serán presentados hoy al Ministerio de Salud (Minsa) para que el proyecto sea institucionalizado y alineado con los programas estatales, con el fin de garantizar la sostenibilidad de las propuestas en beneficio de las comunidades.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus