•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Banco Central de Nicaragua (BCN) informó este miércoles que la agencia calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings ratificó la calificación de la deuda soberana de largo plazo en moneda nacional y extranjera de Nicaragua en “B+” con perspectiva estable. 

La firma también certificó en “B” la calificación de la deuda soberana de corto plazo en moneda nacional y extranjera, y mantuvo el techo país en “B+”. Al mismo tiempo destacó que la administración del presidente Daniel Ortega mantiene un ambiente de “política macroeconómica estable apoyado por la consulta del sector privado sobre política económica”.

“Según Fitch, las calificaciones crediticias de Nicaragua reflejan su estabilidad macroeconómica, desempeño económico y gestión financiera pública prudente. La agencia destaca que el desempeño económico del país es robusto con una reducción de la inflación y que factores externos como la demanda externa de nuestras exportaciones, los bajos precios del petróleo, los flujos de inversión extranjera directa y el acceso a financiamiento externo continúan apoyando el crecimiento”, explicó el BCN en una nota de prensa.

Factores 

Fitch expuso que los principales factores que, de manera individual o conjunta, podrían incidir positivamente en las calificaciones de Nicaragua son: Un crecimiento económico sostenido que reduzca la brecha de ingreso per cápita de Nicaragua con respecto a países con calificaciones similares; la reducción de vulnerabilidades externas; y una mejora sostenida de las debilidades estructurales, incluyendo indicadores de gobernabilidad e indicadores sociales.

La firma internacional señala que entre los factores que podrían incidir negativamente en las calificaciones, se encuentran el debilitamiento del balance externo o la liquidez externa; un deterioro de las finanzas públicas y la dinámica de la deuda; y el surgimiento de desequilibrios macroeconómicos o inestabilidad financiera.

Reformas al INSS en 2017

La calificadora también espera que las reformas para salvar al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) ocurran en 2017. “Fitch espera que se requieran reformas estructurales para equilibrar el fondo del INSS y que la primera ventana política para la aprobación de las reformas no puede ocurrir hasta 2018 (después de las elecciones municipales de noviembre de 2017)”.

“Fitch también espera que el déficit de las administraciones públicas aumente a 1.8% del PIB en 2017, frente al 1.6% del PIB en 2016, impulsado por un incremento en los gastos de infraestructura y el déficit operacional del INSS. El déficit operacional del fondo ha aumentado en los últimos años hasta el 0.4% del PIB en 2016 y actualmente se financia con las reservas del régimen (estimado por el FMI a agotarse en 2019), limitando la presión inmediata sobre la trayectoria de la deuda”, consideró la firma.

La agencia calificadora expresó que “espera que los riesgos financieros y externos del proyecto de ley Nica Act del Congreso de los Estados Unidos, si se aprueba, serían silenciados por el tamaño limitado de las acciones con derecho a voto de los Estados Unidos en los prestamistas multilaterales afectados”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus