•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El chef nicaragüense, Javier Álvarez, quien reside en la ciudad de Nueva York desde el 2012, estuvo este pasado 26 de agosto en la ciudad de Estelí en el hotel Los Arcos, donde utilizó la cocina para convertirla en un majestuoso rinconcito culinario. Ahí preparó exóticos platillos, los cuales arrancaron el paladar de todos los presentes, quienes llegaron a deleitarse de su cuchara.

Álvarez, de 26 años y quien a su corta edad ha revolucionado el mundo de la cocina en la ciudad que nunca duerme, tuvo que vencer muchos obstáculos antes de acariciar el éxito culinario.

Uno de sus peores tropiezos fue cuando lo rechazaron en la Escuela Nacional de Hotelería (ENAH) en Managua, donde quiso estudiar Cocina para incursionar en el mundo culinario.

En esta institución le dijeron que no tenía vocación para cocinar, le recomendaron que buscara otro tipo de oficio o profesión, porque las posibilidades de llegar a convertirse en un buen chef eran mínimas.

Esta respuesta le cayó como balde de agua fría, pero en vez de desánimo, le dio más coraje para seguir luchando por sus sueños.

Al joven chef, a quien se le vio todo el tiempo dando órdenes a un grupo de estudiantes de Cocina, quienes le ayudaron a preparar la cena, recordó que cuando regresó a Estelí, su ciudad natal, su abuelita fue quien lo consoló y lo motivo a continuar cocinando.

La viejita, quien trabajaba en un restaurante estiliano, le pasaba las recetas sobre cómo preparar diferentes tipos de platillos. Álvarez ponía en práctica los consejos de la abuela con sus hermanitos, a quienes tenía que cuidar y cocinar porque su mama había migrado para los Estados Unidos en busca de un mejor porvenir para la familia.

Alza el vuelo

Al pasar del tiempo y con muchos sacrificios de su mamá, el joven esteliano logro migrar hacia el país norteamericano, arribó a Nueva York y tomó esta ciudad como su segundo hogar.

A las semanas de estar por la Gran Manzana, comenzó a recorrer las calles de Nueva York a pie y por metro, en busca de trabajo en los diferentes restaurantes de esta ciudad.

Al ver que no tenía éxito, ofreció sus servicios para trabajar de una forma gratuita; esta idea gustó mucho y el restaurante Sezz Meddi de comida mediterránea lo contrató a lo inmediato.

De esta forma empezó como ayudante de cocina y trabajó por un periodo de un año sin ganar salario, le pagaban únicamente los pasajes para que pudiera movilizarse.Álvarez volvió a Nicaragua después de 5 años de ausencia

Gracias al apoyo de su madre logró trabajar, de esta manera, por ese periodo de tiempo. Pero como todo esfuerzo tiene su remuneración, al final de la jornada, el joven empezó a ver surgir todos sus frutos.

Fue conociendo más gente del ambiente culinario hasta llegar a conectarse con el prestigioso restaurante “Vermillion”.

Empezó trabajando como ayudante de cocina. A los tres meses de estar laborando para este local, lo nombraron “Sous Chef”, en otras palabras, el segundo chef encargado de la cocina.

La magia que hacía con sus manos al preparar y cocinar diferentes exóticos platillos lo convirtieron en chef ejecutivo a los dos años.

Te interesa: Walewska Martínez, entre el cine, la radio y los ceviches

De esta forma, el joven nicaragüense fue creciendo como la espuma hasta el punto de llegar a ganar el prestigioso premio de la cadena televisiva norteamericana CNBC, “Consumed” (Consumado). Acorde a los críticos de este programa, los postres que preparó el chef Álvarez, fueron los mejores de la serie televisiva en 2015.

Distinciones

En su currículo como chef se puede leer que fue coanfitrión del grupo de confianza “James Beard Foundation” en los premios JFB, por dos años consecutivos (2015 y 2016). Este es un prestigioso programa que tiene como objetivo reconocer a los mejores chefs de los Estados Unidos.

En esos mismo años, fue el tutor del programa “Women in Culinary Leadership” en Chicago, donde tuvo la oportunidad de entrenar en el arte culinario a mujeres de todas partes del mundo.

Además de trabajar, en la actualidad, en los prestigiosos restaurantes Graffiti y Me & You del reconocido chef Jehangir Mehta, Álvarez fue contratado por la Alcaldía de Nueva York por el Departamento de Sanidad para controlar los desperdicios de comida de la ciudad.

El programa conocido como “Zero Waste” (Cero Desperdicios) tiene como objetivo librar esta ciudad de residusos de comida para el 2030.Álvarez impulsó el programa “Radicem” para proyectar al talento de Estelí.

De regreso

Después de estar ausente por más de 5 años de Nicaragua, el joven regresó a su natal Estelí esta semana, con el propósito de sentar las bases para abrir su propio restaurante y de esta forma dar inicio a la modernización de la cocina nicaragüense.

“Lo que hice en el “Pop-Up dinner” en el restaurante del hotel Los Arcos, es lo que quiero hacer con la cocina nicaragüense.

Modernizar las viejas recetas sin dejar de utilizar los ingredientes que nuestra gente utiliza a diario acá en Nicaragua.

Todos los platillos que cociné fueron con productos locales que muchas veces la gente no utiliza porque no tienen una buena presentación o porque piensa que no son de calidad”, explicó el joven chef  desde la cocina del hotel y con la ilusión de revolucionar la cocina nicaragüense.

“Quiero que en Nicaragua tengamos nuestra propia cocina moderna, como lo hizo Albert Adrià con El Bulli en España, El chef Gastón Acuria con la comida del Perú, Massimo Bottura en Italia y otros chef alrededor del mundo, que modernizaron la cocina de sus países”, resaltó.

El evento que el joven chef realizó el pasado sábado en el hotel Los Arcos, lo denominó “Radicem”, (Raíces). Fue un evento que sirvió para reconectarse nuevamente con sus raíces y donde aplicó todos sus conocimientos que ha aprendido en el mundo de la cocina en Nueva York.

“Mis sueño ahora es poder abrir mi propio restaurante en Estelí, no tengo los recursos económicos para hacerlo de momento, pero espero conseguir el apoyo necesario para modernizar la forma de cocinar en Nicaragua.

También quiero apoyar a jóvenes como yo, que tienen muchas aspiraciones de seguir superándose en el arte culinario. Además, quiero apoyar a los productores locales para que promuevan sus mercancías”, afirmó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus