•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La escultura “Paz, hermano lobo” de la artista nicaragüense Maruca Gómez, inspirada en el poema “Los motivos del lobo” de Rubén Darío, fue develada ayer en el atrio de la iglesia San Francisco, en León. 

Esculpida en yeso y cobre, esta pieza fue donada al Centro de Arte de la Fundación Ortiz Gurdián (FOG) y puesta en una esquina icónica del centro cultural e histórico de la ciudad. 

“Es una pieza de arte que va a perdurar en esta ciudad de eterna memoria, significa que en nuestro corazón brillante siempre va a estar permanente”, expresó Ramiro Ortiz Mayorga, vicepresidente de la FOG, al agradecer a la artista. 

La obra de arte está ubicada a una cuadra de donde Darío creció, en la calle Real, cerca de la entrada a la iglesia San Francisco, una de las iglesias más antiguas de León, construida en 1643, y frente al Centro de Arte de la FOG, creado especialmente para que nicaragüenses y extranjeros puedan apreciar la creatividad del hombre a través de las artes visuales, destacó Ortiz Mayorga. 

En la ceremonia inaugural asistió la artista Maruca Gómez; la presidenta de la  FOG, Patricia Gurdián; el cura de esta iglesia, Benjamín Villarreal; el alcalde Róger Gurdián y concejales de la localidad.  “Hemos tratado de hacer todo lo mejor posible por nuestra querida ciudad de León, y cuando vemos la respuesta de doña Maruca al bienestar y al bien andar, lo bonito que pueda verse la imagen de la ciudad, no nos queda más que agradecerle y aceptar de que realizamos la búsqueda de donde ubicarla. La obra es extraordinaria, más allá de decirlo, espectacular”, agregó Ortiz Mayorga. El empresario dijo a la escultora que “es la persona más creativa, de gran valor que yo he conocido en este país”.  “Con un estilo personal, único en Nicaragua, doña Maruca, porque lo acompaña con una enorme sencillez, que es una cualidad de las mejores cualidades que una persona como usted nos ha enseñado a todos nosotros en Nicaragua. Profundicemos sobre su vida para que todos aprendamos a ser un poquito como usted. Muchísimas gracias”, expresó.

Sobre la escultora

Nacida en Granada el 8 de septiembre de 1923, Maruca César, viuda de Gómez, es una de las escultoras nicaragüenses más reconocidas a nivel nacional e internacional. Su formación artística tuvo lugar en la década de los 60 y uno de sus mentores fue el maestro Rodrigo Peñalba.

Otras de las obras significativas de Gómez son el monumento a Rubén Darío en la Plaza España de Granada y la de Santo Domingo, que se encuentra en los Altos de Santo Domingo, en la capital. 

Para esculpir la obra “Paz, hermano lobo” contó con la contribución de los artistas Noel Flores y Josué García, precisó Joaquín Gómez, hijo de la artista, durante el acto de inauguración.

Durante el evento, Alberto Torres Cerrato, director del Centro de Arte de la Fundación Ortiz Gurdián, afirmó que la escultura de San Francisco de Asís se convierte en un referente turístico.

“Es importante porque desde el punto de vista técnico es una obra que diversifica lo que se ha hecho o expuesto en cuanto a monumentos artísticos en León. Muestra ese otro lado en la maestría técnica del trabajo de su creadora, que no solo es una artista contemporánea, sino una artista mucho más completa en el manejo técnico de la concepción del espacio y de la composición como tal”, explicó Torres.

“Iniciativas como estas ayudan a enriquecer a la ciudad, pero más que todo a darle una nueva visión tanto cultural como turístico. Se fomenta el turismo porque crean nuevos puntos culturales en la ciudad, necesarios, y que ponen de manifiesto como una ciudad culturalmente activa”, relató el director de dicho centro.

En tanto, María de los Ángeles Montenegro, religiosa y concejal de la municipalidad, consideró que dicha obra brinda prestigio a León. “Su turismo se realza y es una iniciativa que toda la población lo ve con buenos ojos. Hay entusiasmo porque se ve atractiva la obra, que en su contorno está acompañada de edificaciones coloniales y en el atrio de uno de los templos católicos más hermosos y antiguos de nuestra ciudad”, dijo.

Montenegro agregó que San Francisco de Asís fue un hombre santo que dejó historia en su vida y obra; fue una persona que se caracterizó por la humildad, paz y amor. “Nos corresponde a todos los leoneses cuidar esta obra maravillosa, todos somos fiscales en esta ciudad, tenemos que enseñar a las nuevas generaciones sobre el valor artístico y cultural que tienen estas obras para el desarrollo turístico de la localidad”, comentó.

El alcalde de León, Róger Gurdián, le otorgó a Gómez el reconocimiento de “visitante distinguida” por la donación del monumento a la ciudad de León.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus