•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En marzo de 2018, Bruno Zepeda deberá estar en la ciudad brasileña Foz de Iguazú para iniciar sus estudios de cinco años de Licenciatura en Biotecnología en la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (Unila), un centro de estudios superiores ubicado en la zona fronteriza de Brasil con Paraguay y Argentina.

Zepeda es el primer nicaragüense que estudiará en esta universidad brasileña, según Ana Maria G. Alvarim, primera secretaria cultural de la embajada de Brasil en Nicaragua, ya que “históricamente, los nicaragüenses están más interesados en las becas de maestría y posgrado que Brasil ofrece”, comentó la funcionaria.

A Zepeda, de 18 años y graduado del colegio Pierre & Marie Curie, le interesó la Unila porque “la idea principal de esa universidad es tener estudiantes de toda Latinoamérica, lo que me parece una oportunidad bastante buena en el aspecto de enriquecimiento cultural. Además investigando encontré que en el sur de Brasil la educación es bastante buena en la rama de la ciencia y la tecnología”. 

La Unila es una universidad brasileña, pública y gratuita, con carácter internacional que busca “contribuir a la integración latinoamericana a través del conocimiento compartido y la cooperación solidaria”, según su sitio web. La mitad de los estudiantes en la Unila son brasileños y la otra mitad proviene de otros países de América Latina y el Caribe, por lo que todos los cursos son ofrecidos en español. 

El joven nicaragüense inició su proceso de aplicación en mayo pasado, y en agosto le comunicaron que había sido aceptado, hecho que atribuye a su promedio de 96 con el que obtuvo excelencia académica durante la secundaria. 

Proyecto

En 2015, Zepeda vio por primera vez una impresora 3D. Estaba en un campamento de ciencia y tecnología en México. “Desde ese momento vine con la idea del posible desarrollo de esa disciplina aquí en Nicaragua”, dijo refiriéndose a la Ingeniería Biomédica, una carrera que no existe en el país. 

“Me gustó bastante la idea de usar impresoras 3D para fabricar prótesis, porque al imprimirlas en 3D salen mucho más baratas que las que se hacen en metal, por ejemplo. Entonces me interesó eso como meta personal, fabricar prótesis con impresoras 3D para darle acceso a la población a prótesis mucho más baratas que se pueden cambiar fácilmente con el tiempo”, manifestó el joven, quien además habla francés e inglés. 

Cuando finalice la licenciatura, afirmó que le gustaría realizar una maestría en Ingeniería Biomédica. Mientras tanto, está estudiando cursos de portugués que la embajada de Brasil en Nicaragua le ha facilitado gratuitamente. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus