•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Autoridades de salud registraron la semana pasada 16,095 nuevos casos de conjuntivitis a nivel nacional. De acuerdo con el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud (Minsa), esta enfermedad afectó en la semana pasada a 2,299 personas al día. 

Este año, la cantidad de casos positivos asciende a 40,297, un aumento de hasta 13 veces en relación con el 2016, cuando se registró solamente 3,003 casos, acumulados en el período que abarcó desde el 1 de enero hasta el 10 de septiembre, según el Minsa. 

La conjuntivitis, que es una enfermedad infecciosa y de fácil transmisión, se propaga entre la población nicaragüense principalmente por la falta de medidas de higiene, aseguró el epidemiólogo Leonel Argüello Yrigoyen. END

La transmisión de esta infección se da “fundamentalmente por las manos, porque la gente no se lava las manos; si la persona que tiene conjuntivitis se toca el ojo y toca cualquier cosa, y luego vos tocás eso y te tocás el ojo, ahí se transmite”, afirmó el especialista. 

La cantidad de pacientes afectados con esta enfermedad se ha cuadruplicado en menos de un mes. Hasta el 24 de agosto, el Gobierno informó que el brote afectó a 11,364 nicaragüenses en 52 municipios del Pacífico, Occidente y Caribe del país. 

Te interesa: El abuso de antibióticos pone en riesgo la salud

¿Qué la provoca?

El doctor Argüello consideró que es difícil saber con certeza cómo la conjuntivitis llegó al país y que, para poder detener la propagación de la enfermedad, es necesario determinar el tipo que está afectando a la población nicaragüense, si está provocado por un virus o por una bacteria, para poder combatirla. 

Las autoridades del Minsa declararon, a finales del mes pasado, que el brote en Nicaragua está provocado por un virus y brindaron indicaciones para prevenirla. Sin embargo, el epidemiólogo Argüello sostuvo que es posible que en Nicaragua haya propagación de tipo viral y bacteriana al mismo tiempo.

Por su parte, la oftalmóloga Elsa Flores, consideró que siempre es necesario acudir a un especialista para determinar el tipo de conjuntivitis del paciente e indicar un tratamiento adecuado. 

Flores precisó que la incidencia de la infección bacteriana de conjuntivitis es “bastante alta” y, en estos casos, sí se provee un antibiótico que acorta la duración de la enfermedad, y contribuye a que el paciente se incorpore a su vida cotidiana en menos tiempo.

Peligros de automedicarse

Defensas• El epidemiólogo Leonel Argüello advirtió acerca de los riesgos de automedicarse con antibióticos, debido a que si la conjuntivitis es provocada por virus, provoca que las bacterias del cuerpo se hagan resistentes a los fármacos.

“En base de eso (al diagnóstico) se orienta para que la población médica y la misma población en general sepa qué es lo que se tiene que hacer”, agregó Argüello. 

En el caso de la conjuntivitis viral, no hay ningún medicamento para tratarla ni limitar la facilidad del contagio, por lo que es necesario tomar medidas de prevención para no contagiar a otras personas cercanas, recomendó la oftalmóloga Elsa Flores. 

“Lo primero es prevenir el contagio, por eso es que este brote ha sido tan extenso; lo principal ahí son las medidas de higiene, el contacto, eso es lo más importante y creo que hay muchas personas que están fallando en esa parte”, sostuvo la oftalmóloga. 

Toda la población está vulnerable a contagiarse de conjuntivitis, en especial en el núcleo familiar, que es donde se propaga más rápido, y en otros sitios como el lugar de trabajo y la escuela, añadió Flores. “Justamente es donde uno comparte esos espacios, se saluda y se toca”, detalló. 

En cuanto al uso de remedios caseros, la oftalmóloga sugirió que pueden ser utilizados, siempre y cuando no sean agresivos para los ojos, pero algunos procedimientos, como el agua de manzanilla y las medidas de frío local, como compresas de agua fría, ayudan a aliviar los síntomas de la conjuntivitis viral. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus