•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) confirmaron las sentencias condenatorias de 98 y 97 años de prisión para Víctor Manuel Morales García y Paúl Gerson Jáenz, respectivamente.

Ambos individuos, el 21 de marzo del 2017, fueron declarados culpables por los asesinatos perpetrados contra los policías Julio César Narváez y Howard  Urbina Flores, además por el asesinato frustrado de los oficiales Oliver Manuel Chow y Armando Isidro López.

El crimen contra los dos agentes policiales y el asesinato frustrado aconteció el 26 de enero del año en curso en una calle del barrio San Luis, en el Distrito IV de Managua, en un intercambio de disparos con un grupo delictivo, donde también pereció  el delincuente Diógenes Trinidad Medina.

La sentencia del TAM  

Al rechazar los recursos de apelación presentados por los abogados defensores, Róger Alvarado y Álvaro García, los magistrados del TAM afirman que la jueza Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital, Fátima Rosales, quien declaró culpables a los condenados hizo una valoración “racional” de la prueba.

“La prueba fue valorada (por la jueza Fátima Rosales)  conforme al criterio racional y las reglas de la lógica”, subrayan los magistrados de la Sala Penal Uno del TAM en la resolución de segunda instancia.

Ante el reclamo de los abogados defensores que la jueza Rosales les negó a sus representados el derecho a que un tribunal de jurado los juzgara por los dos asesinatos y los dos asesinatos frustrados, los funcionarios del TAM expresan que existe conexidad entre los crímenes y el robo agravado frustrado, delito por el cual también fueron condenados Víctor Manuel Morales y Paúl Gerson Jáenz.

A casación

El abogado Róger Alvarado, defensor de Víctor Manuel Morales, anunció que recurrirá de casación ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia contra la sentencia del Tribunal de Apelaciones por considerar que la misma no es justa.

Alvarado adelantó que ante los magistrados del Supremo Tribunal, alegará la nulidad del proceso por considerar que le fue violado el derecho a su representado y al otro reo (Paúl Gerson Jáenz) al negársele el derecho a ser juzgados por un tribunal de jurado por los dos crímenes y los dos asesinatos frustrados.

“También vamos a pedir la recalificación de asesinato a homicidio, porque en el caso de mi representado (Víctor Manuel Morales), probablemente él participó en la planificación de un robo, pero no para cometer asesinatos”, subrayó Alvarado.

Por su parte, el abogado Álvaro García insistirá en su alegato que Paúl Gerson Jáenz, no debió haber sido condenado por asesinato, “porque él no disparó contra los policías, no le ocuparon arma y tampoco se resistió a su detención”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus