Secciones
Multimedia

Construcción de parque Fray Antonio de Valdivieso en León presenta avance de 60%

Foto por: José Luis González

La obra de construcción del parque Fray Antonio de Valdivieso, ubicado en el barrio El Calvario, León, tiene un avance de 60%.

En la presente semana fueron demolidas las paredes antiguas de piedra cantera, de lo que fue el área perimetral de la cancha de tenis de El Calvario

La obra de construcción del parque Fray Antonio de Valdivieso, ubicado en el barrio El Calvario, León, tiene un avance de 60%. Los obreros trabajan contrarreloj, incluso los fines de semana para culminar el proyecto que inició en abril y cuenta con una inversión de C$4.7 millones.

En la presente semana fueron demolidas las paredes antiguas de piedra cantera, de lo que fue el área perimetral de la cancha de tenis de El Calvario, que pertenecía a la iglesia católica. 

Se observa la culminación de la estructura compuesta por pilares, arcos y el techado de los escasos aleros coloniales. Se trabaja en los detalles de repello de algunas paredes y en la instalación del sistema eléctrico.

Itzel Real, vocera de la Alcaldía de León, confirmó que aún está pendiente la instalación de la escultura de Fray Antonio de Valdivieso, tercer obispo de Nicaragua, que se hará “en homenaje a su lucha en defensa de los derechos de nuestros antepasados en el tiempo de la dominación española”.

Real explicó que el parque conservará el estilo barroco e incorporará en su diseño algunos aspectos propios de la antigua ciudad colonial, y actual Ruinas de León Viejo. Contará con bancas, rampa para discapacitados, quioscos para la comercialización de artesanías, fuentes y faroles coloniales.

La vocera señaló que el Concejo Municipal recientemente aprobó una ordenanza, para regular el área de parqueo vehicular en el contorno del parque, y así garantizar la seguridad de los transeúntes y visitantes. 

Jerónimo Morales, uno de los vecinos del barrio El Calvario expresó que las medidas restrictivas en cuanto al parqueo de automotores son acertadas. “Esta es una vía céntrica que permanece congestionada, y ahora con la construcción del parque era necesario garantizar seguridad a los peatones, vecinos y conductores de vehículos”, comentó.

En tanto, Arlen Gómez Peralta, de 45 años, habitante del barrio El Coyolar, expresó que el área en donde fue construido el parque era un lugar abandonado y poco recomendado para los jóvenes. “Ahora vemos un espacio público muy bonito, que realza a nuestra ciudad colonial y que se convierte en una alternativa de esparcimiento para las familias”, contó.