•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por presuntamente agredir con una piedra a un joven de 18 años e incitar a su hijo de 15 años a que también lo hiciera, Jairo Antonio Aburto es procesado por el delito  de lesiones graves según acusación presentada por el Ministerio Público.

Relató la acusación que los hechos se registraron el pasado 21 de septiembre en el barrio conocido como El Chorizón, dónde Omar Calderón, recibió múltiples golpes.

Se menciona que la víctima decidió salir de su casa en respuesta de las supuestas agresiones verbales que lanzaba el señalado junto con su hijo. Fue cuando con un garrote, el acusado amenazó a la víctima, al tiempo que su hijo de 15 años se metía al pleito con  un tubo de aluminio en sus manos. 

De acuerdo con el Ministerio Público, la víctima es recibida a golpes por el acusado y su hijo. Según la acusación el señalado incitaba a su hijo para que matara a Calderón. 

Prisión preventiva

El juez Carlos Solís, titular del Decimo Juzgado de Audiencia, consideró que la acusación es un hecho grave por lo que dejó al acusado bajo prisión preventiva. 

El acusado manifestó que Calderón estaba tirando piedras a su vivienda. “Quebró el techo de nicalit de mi casa. Ya había puesto la denuncia en la Policía, pero no hicieron nada. Como tres veces hizo lo mismo”, indicó el acusado tratando de defenderse de la acusación. 

La última  vez que arrojó piedras su hijo salió a reclamarle y fue donde se originó la trifulca, aseguró el acusado. Tanto Aburto como Calderón son vecinos en el barrio. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus