•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El rumano Florin Grigore fue declarado culpable de los delitos de robo con fuerza agravado y falsificación de moneda, luego que durante un juicio se probó que clonó 90 tarjetas de crédito y de débito. 

Diez años deberá descontar en la cárcel el rumano de 59 años. Con otros tres sujetos de identidad desconocida, entre el 13 y 26 de abril del año en curso, clonó las  tarjetas de crédito y débito de tarjetahabientes de un banco del sistema financiero nacional.

En la sentencia dictada por  la judicial Lourdes Corea se condena al extranjero a cinco años de encierro en la cárcel por robo con fuerza e igual tiempo por la falsificación de moneda, las que deberá cumplir de manera sucesiva.

En la misma  resolución se condena  a Florin Grigore al pago de una multa de 45,104 córdobas que equivalen a 800 días del salario mínimo del sector industrial.

Los hechos 

Para clonar las tarjetas, el grupo delictivo jefeado por el  rumano de 59 años se valió de una cámara de video inalámbrica y de un dispositivo conectado a un cajero automático.

Una vez que clonaron las 90 tarjetas de crédito y débito de igual número de clientes, procedieron a robar C$580,459.85 y US$9,803.32. El dinero lo sustraían de los cajeros automáticos.  

La cámara inalámbrica fue instalada en el cielorraso de un cajero automático ubicado en Chinandega para obtener el  número de pin de los tarjetahabientes que llegaban a hacer sus transacciones. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus