•   Río Coco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los habitantes de la comunidad miskita Raití, que habitan cerca de las riberas del río Coco, dentro del régimen del Alto Wangki, ahora cuentan con uno de los mejores centros escolares de la frontera norte, ubicado en el municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega.

El Gobierno de Nicaragua, interesado en mejorar la educación y la infraestructura escolar, está invirtiendo más de 50 millones de córdobas en la construcción de este centro escolar, donde los niños recibirán el pan de la enseñanza desde preescolar hasta secundaria en condiciones adecuadas para su aprendizaje.

El delegado del Ministerio de Educación para el Régimen Especial del Alto Wangki, profesor Ramiro Picado, señaló que este centro de estudio cuenta con tres pabellones con tres aulas cada uno, oficinas para dirección y subdirección, una biblioteca para las investigaciones de los trabajos educativos, unas bodegas para almacenamiento de alimentos y otros materiales, una cancha deportiva para baloncesto y futbol sala, servicios sanitarios, tanques de almacenamiento de agua captada de la lluvia, que debe ser utilizada para el aseo de las aulas y los servicios sanitarios.

Ir hasta la comunidad Raití es difícil debido a que solo se llega por agua y por aire, pero el transporte más accesible es por agua con un bote de motor, pipantes o balsas que utilizan algunos miskitos de la zona, lo que encarece aún más los costos de los materiales.

Pero a pesar de todo, el gobierno por medio del Ministerio de Educación está construyendo centros escolares de calidad en las profundidades montañosas, sobre la ribera del río Coco en la Reserva de Biosfera de Bosawas, donde se ubican las cabeceras de los pueblos indígenas, tanto miskitos como mayagnas.

El delgado de educación para el Régimen Especial Alto Wangki señaló que el gobierno está construyendo centros escolares similares en las comunidades miskitas de Yahabra Tangi, Walakitan, Kudawás y la comunidad mayagna de Amak. Asimismo dijo que se está licitando la construcción del centro escolar de San Andrés de Bocay, en el que se espera que comiencen a trabajar en diciembre próximo.

El gobierno no solo está construyendo la infraestructura, sino que cada centro está siendo equipado con mesas y escritorios para los docentes y personal administrativo, así como pupitres para los alumnos.

 “Antes que asumiera el actual gobierno del FSLN, esto era un desastre. En estos últimos años estamos haciendo historia en esta zona, mejorando la infraestructura e imponiendo disciplina en todo el personal. Estamos capacitando a los maestros y organizando el sistema escolar”, expresó el delegado.

El profesor Picado expresó que las nuevas escuelas apuntan a la calidad educativa, mejorando la atención a los niños de educación inicial, primaria, secundaria y educación a distancia que se imparte los fines de semanas a jóvenes y adultos. La escuela será un espacio importante donde intercambiar ideas para la comunidad y mejorar los ambientes para la niñez.

 “Se requiere un plus esfuerzo porque hace falta que los maestros se disciplinen, trabajen con conciencia y valores, que no estemos esperando que llegue ayuda de afuera, porque desde la comunidad podemos hacer muchas cosas y con responsabilidad”, concluyó el delegado de educación del Alto Wangki.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus