•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Extensas áreas verdes del departamento de Rivas han vuelto a recobrar su color, gracias  a iniciativas de reforestación impulsadas por cuatro empresas forestales radicadas en este territorio. La iniciativa, que ha recuperado 840 manzanas de bosques, es  reconocida por el  Instituto Nacional  Forestal (Inafor)  y se promueve en los municipios de Belén, Rivas, San Juan del Sur y Cárdenas, dónde se contabiliza la  plantación de más de 650,000  árboles.

El productor José Ruiz Narváez, gerente de la industria forestal Infobomsa, asegura que la recuperación de las áreas verdes inició a promoverla en San Juan del Sur y Cárdenas hace 18 años y a su esfuerzo se sumó el resto de involucrados.

“Hoy ya se ven los frutos con la recuperación de la cobertura vegetal y los proyectos de reforestación se realizan con especies maderables y de conservación de suelo y fuentes  hídricas, y se hace en alianza con empresas de cara  al aprovechamiento  forestal sostenible”, detalló.

El productor y empresario de la madera Efraín Yescas fue uno de los que se sumó a esta iniciativa. Con la plantación de árbol tras árbol, creó su pulmón verde en Rivas, en un área de 43 manzanas, certificadas por el Inafor.

“El proyecto lo inicié hace 16 años con especies en peligro de extinción como el ñambaro, caoba, cedro real, pochote, entre otros, y a la fecha he logrado plantar 83,720 árboles y mi propuesta es llegar al millar”, expresó.

De acuerdo a Yescas, su objetivo es recuperar las densas montañas que existían en la periferia suroeste de la ciudad de Rivas para captar oxígeno, humedad, enriquecer el suelo y recuperar el nivel de las aguas subterráneas.

“El proyecto está dando excelentes resultados, porque un estudio realizado al bosque arrojó que  ya está captando anualmente  1.83 toneladas métricas de dióxido de carbono, que es de mucho interés para contrarrestar los cambios climáticos”, mencionó  Yescas.

Hugo Rodríguez, gerente de la empresa Maderas Futuro y representante de Precious Timber, detalló que sus proyectos de reforestación surgieron a partir del 2012 en los municipios de Belén y San Juan del Sur, y que han tenido el respaldo de  la agencia oficial de inversión y exportación de Nicaragua, Pro Nicaragua.

“Nuestro finalidad es buscar tierras degradadas por la ganadería y hemos rescatado 42 manzanas ubicadas en la comunidad de Escalante y Poza Azul del municipio de Belén,  y en nuestras inversiones hemos contado con el  apoyo de Pro Nicaragua”, afirmó Rodríguez.

Los empresarios forestales afirman que las plantaciones tienen un cuido permanente en verano para prevenir los incendios y en invierno reciben mantenimiento, “porque esto es como cualquier otro cultivo y hay que brindarle asistencia”, explicó Ruiz.  

A la vez disponen de amplios viveros con árboles de diversas especies, como eucalipto, laurel, pochote, genízaro, cortez, cedro real  y otros  que utilizan  en sus plantaciones.

Entre las especies que se cultivan hay árboles exóticos introducidos al país como la teca  y la caoba africana de Senegal, las cuales son resistentes a las plagas; la ceiba y espavel que los siembran para la conservación de las fuentes de agua. 

“Estas plantaciones son áreas verdes que se han destinado para permanecer con este propósito y van a evitar daños por la erosión de corriente durante el invierno y por el viento durante el verano y, a la vez, van a permitir disponer de un aprovechamiento forestal  planificado”, según  Ruiz.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus