Secciones
Multimedia

Rivas sucumbe ante lluvias

Foto por: Lésber Quintero

Un hueco sobre un tramo de la carretera Panamericana en Rivas.

Las lluvias en Rivas abrieron un boquete en la carretera Panamericana, provocan inundaciones y muerte

Un eje de Vaguada que golpeó hoy al departamento de Rivas dejó 450 viviendas anegadas y dos comunidades incomunicadas por la crecida de ríos.

Las fuertes lluvias que han caído en las últimas horas sobre el departamento de Rivas dejaron sin acceso al municipio de Cárdenas y, a la vez, ocasionaron un enorme cráter en un tramo de la carretera Panamericana Sur.

Además, por el aguacero, un río presentó una crecida y arrastró a una familia, muriendo ahogada una mujer.

Asimismo, colapsó la parte oeste del puente que une a Sapoá con la carretera Panamericana, en el sector del kilómetro 143.8. El puente es de 72 metros de largo.

El alcalde de Rivas, Wilfredo López, afirmó que se reportan varios sectores afectados por los aguaceros.

"Las fuertes lluvias se presentaron desde la 3 de la mañana y han dejado incomunicadas a las comunidades de Río Grande y Roberto Turcios y para atender a los afectados contamos con 20 albergues", dijo el edil.

Otros de los estragos de la lluvia en Rivas fue la destrucción de un puente que dejó sin comunicación a varias comunidades.

El puente de 72 metros de largo fue cortado a la mitad por las corrientes de agua.

Mario Martínez Alvarado, habitante del municipio de Cárdenas, afirmó que este puente es la única vía de acceso a la localidad.

El colapso se produjo  tras la destrucción de una alcantarilla del río de oro, que cruza debajo de esta construcción.

"El daño es cuantioso tanto en infraestructura vial como para la población, ya que a diario se movilizan unas mil personas que sacan su producción de arroz, frijoles, pescado y plátano, y otros que salen del municipio en busca de atención médica primaria”, explicó.

También se registró interrupción vehicular en el tramo de 36 kilómetros que une la ciudad de Rivas con La Frontera de Peñas Blancas por la formación de un cráter producto del aguacero.

Además del enorme cráter, sobre dicha carretera, se contabilizaron cerca de 20 árboles caídos.

Entre las zonas  inundadas en el casco urbano de la ciudad se menciona la Avenida Francisco Gutiérrez.

En San Juan del Sur, por otra parte, las fuertes ráfagas de viento y el oleaje expulsaron a las costas a más de 20 embarcaciones y otras fueron sumergidas entre estos dos yates.