Secciones
Multimedia
TEMA DEL DÍA

Tormenta y vaguada causan estragos de costa a costa

Desastre. El paso de la tormenta tropical Nate en el Caribe ha dejado daños en infraestructura, ganadería y miles de damnificados. Las clases y los zarpes en todo el país continúan suspendidas. Además, una vaguada se sumó en el Pacífico para generar inundaciones en el suroeste de Nicaragua.

La combinación de la tormenta tropical Nate y vaguadas típicas de la temporada lluviosa ha dejado estragos en las últimas 48 horas en al menos 31 municipios de 11 departamentos del país. Hay al menos 11 muertos, siete desaparecidos, casas y puentes destruidos, miles de personas afectadas, serias afectaciones en carreteras y comunidades incomunicadas.

Las fuertes y persistentes lluvias ocasionadas por el paso de ambos fenómenos, mantienen en alerta amarilla a todo el territorio nacional, por lo cual se han suspendido las clases de hoy.

El Instituto Nicaragüense de Estudio Territoriales (Ineter) indicó que la tormenta tropical Nate abandonó anoche el territorio nicaragüense y continuaría su paso hacia Honduras para posteriormente retornar a las aguas del Caribe. 

Víctimas

Ayer un camión del Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) que trasladaba a 17 personas fue arrastrado por la quebrada de agua La Naranja, en San Juan de Limay, Estelí. Tres hombres murieron: Marín Obando, de 50 años de edad y originario de Boaco; Adán Rodríguez, de 34 años y originario de León; y José Santos Paguada, de 50 años y originario de Matagalpa. En este accidente resultaron también tres lesionados y fueron trasladados a un centro de salud.

Sin embargo, desde la noche del miércoles las lluvias provocaron inundaciones, desborde de ríos, evacuaciones y muertes, principalmente, por imprudencia. 

La noche del miércoles Antonio Flores, de 46 años, que en estado de ebriedad intentó cruzar el río La Flor, en Casares, Carazo, falleció ahogado. 

Esa misma noche en la comunidad La Tortuga, San Juan del Sur, Rivas, Sobeyda Alemán Ortiz, de 30 años, murió luego que su casa fuera arrasada por las fuertes corrientes. Su hijo de siete años y su esposo fueron rescatados con vida. 

En la comunidad La Ceiba, de Wiwilí, David Antonio Pau Romero, de 21 años, murió arrastrado por la corriente cuando intentaba cruzar de lado a lado el río Coco. En Bilwi, José Willis, de 46 años, falleció cuando la panga en que viajaba de los Cayos Mískitos hacia Bilwi naufragó frente a las costas de Tuapy. 

Los tres trabajadores del Ministerio de Salud de Chontales que cayeron a un cauce a bordo de una camioneta en el barrio Héctor Ugarte, de Juigalpa, murieron, informó el Gobierno.

Rosa Bravo Matamoros, de 32 años y directora del centro de salud de Santo Domingo, Chontales; Adamaris Sequeira, encargada del área administrativa de ese centro de salud y Paulo Sequeira, de 52 años, y conductor de la camioneta propiedad del Silais, son los fallecidos. 

Todas las muertes fueron confirmadas por la vicepresidenta Rosario Murillo. 

“Ojalá no sigamos perdiendo vidas por descuido. A veces pensamos que podemos cruzar un río y lo más difícil es entender que hay que esperar. Somos impacientes y pensamos que conocemos bien los ríos, pero las aguas son traicioneras. Es mejor llegar tarde que no llegar”, expresó Murillo.

Sin electricidad

Las constantes lluvias provocaron cortes de energía en Jinotepe (Carazo), Santo Domingo y San Pedro de Lóvago (Chontales), además de todos los municipios del departamento de Rivas. Al fallar el fluido eléctrico, también falla el servicio de agua potable, explicó Murillo. 

En Managua y Ciudad Sandino también se reportó afectaciones, principalmente en comunidades aledañas a la laguna de Xiloá, donde al menos 47 familias se autoevacuaron por las fuertes inundaciones en las calles. 

El sauce incomunicado

Los municipios de El Sauce, Achuapa, Santa Rosa del Peñón y El Jicaral, al norte del departamento de León, han sido los más afectados por las lluvias en los últimos dos días de acuerdo a las autoridades del Comité Departamental de Atención y Prevención de Desastres (Codupred).

El Sauce se encuentra incomunicado con León al colapsar el puente San Ramón. Los conductores de automotores optaron por desviar su ruta sobre la carretera hacia Villa Nueva que comunica con la carretera Malpaisillo para poder llegar  a León.

Hugo Sánchez, docente y habitante de El Sauce confirmó que en horas de la madrugada de ayer el puente provisional que fue construido mientras se concluye con la obra de reemplazo del puente San Ramón colapsó y dejó incomunicado a El Sauce con León.

(Colaboración de Ernesto García y José Luis González)

Rivas colapsa por torrencial

 Los diez municipios del departamento de Rivas resultaron seriamente afectados por las intensas lluvias, debido a una vaguada que se desplaza por el Pacífico de Nicaragua. Cárdenas, es el municipio con más daños: está incomunicado desde las seis de la mañana de ayer, tras el colapso total del puente Sapoá, la única vía de acceso a esa localidad.

“El daño es cuantioso tanto en infraestructura vial como para la población, ya que a diario se movilizan unas mil personas que sacan su producción de arroz, frijoles, pescado y plátano y otros que salen del municipio en busca de atención médica primaria”, explicó Mario Martínez, habitante de ese municipio.

Mientras tanto, el alcalde de Rivas, Wilfredo López, afirmó que en este municipio se había contabilizado 450 viviendas anegadas y dos comunidades incomunicadas por crecida de ríos.

En el sector de Ochomogo, entre Nandaime y Rivas, los habitantes de comunidades que se ubican sobre la carretera salieron de sus casas en busca de refugios debido a las inundaciones provocadas por las lluvias constantes. 

La crecida del río también afectó a la comunidad San Roque, Palo Alto, que está más cerca de la ribera de Ochomogo. En el lugar, vecinos de la zona ayudaron a los pobladores a salir de sus casas con sogas por la cantidad de agua que inundaba el lugar.

En esta zona La Cruz Roja también trasladó al menos a 150 personas a un albergue en la iglesia Divino Niño de la comunidad Pica Pica, provenientes de unas siete comunidades cercanas a Ochomogo.

Las corrientes de Ochomogo se extendieron hasta la carretera en donde al menos en tres puentes habían fuertes corrientes que provocaron la saturación del tráfico desde Ochomogo hasta la ciudad de Rivas.  En esta ruta se contabilizó la caída de al menos 20 árboles. Entre la carretera Nandaime-Rivas se produjo un enorme cráter que paralizó el tráfico vehicular. 

Mar de fondo: Fenómeno inusual

En San Juan del Sur las fuertes ráfagas de viento y el oleaje expulsaron a las costas a más de 20 embarcaciones y otras fueron sumergidas, entre estos dos yates.

El paso de la tormenta tropical Nate en la costa Caribe de Nicaragua causó un fenómeno llamado “mar de fondo”, informó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El “mar de fondo” es un oleaje con ondas uniformes que puede originarse en un punto de los océanos y propagarse por decenas de miles de kilómetros, e incluso avanzar tierra adentro una vez que llega a las costas.

Según el Ineter esto explica porqué un total de 19 embarcaciones, entre lanchas, veleros y barcos de pesca fueron lanzadas a tierra en la bahía de San Juan del Sur.

En carazo

Más de cien familias que viven en las laderas del río La Flor y once comunidades del sector, se encuentran incomunicadas por la crecida que desde horas de la tarde de ayer fueron registrados en el río Grande de Carazo. 

En La Conquista, Carazo, al menos diez comunidades de la zona sur se vieron temporalmente incomunicadas por la crecida del río Cascalojoche, según informó la alcaldesa Cándida Cruz. 

Noreste y centro reciben el mayor impacto de Nate

 Nate se convirtió en tormenta a su paso por el caribe Norte con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora. Una persona fallecida y dos desaparecidos es el reporte al caer la tarde de las autoridades del Comité Regional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Corpred).

A pesar de la enorme evacuación en los Cayos Miskitos, donde unos 800 pescadores fueron trasladados a refugios, el reporte de las autoridades indican que el es José Willis, de 46 años y originario de Cabo Gracias a Dios, se movilizaba en una lancha desde dicha zona hacia Bilwi, pero el fuerte oleaje volcó el transporte, otras tres personas que lo acompañaban lograron salir con vida. 

Dos comunitarios de Bismona han sido reportados como desaparecidos, porque “pese a la suspensión de los zarpes, dos lanchas salieron ayer de la comunidad con rumbo a Cabo Gracias a Dios. De uno solo se encontró la panga y el otro se le está dando un seguimiento para ver cuál pudiera ser la situación”, comentó el gobernador Carlos Alemán.

Explicó que realizaron esfuerzos conjuntos entre las empresas pesqueras y la Fuerza Naval para movilizar a las personas que estaban en los bancos de pescas logrando poner en zonas seguras de Sandy Bay y Bilwi a un total de 1,010 personas.

El funcionario detalló que al mediodía lograron poner a salvo a 95 personas que habían quedado en dos embarcaciones que por el fuerte oleaje no había podido atracar en el muelle municipal de Bilwi.

Asimismo, detalló que más de 100 personas de 25 viviendas del sector de Wauhla Laya que estaban anegadas fueron evacuadas de forma preventiva en el centro de albergue de la escuela Cristiana Verbo, donde les brindó asistencia sicológica y alimentación, sin embargo los niveles del agua en sus barrios ha bajado por lo que están regresando a sus viviendas.

Monitorean ríos 

Alemán observó que se encuentran monitoreando la crecida de varios ríos entre ellos el Wawa Boom, el cual ha crecido 22 centímetro, por lo que de subir 10 centímetros más se verán obligados a suspender el paso, asimismo monitorean el río Prinzapolka y río Coco que de aumentar su caudal podrían desbordarse afectando a la poblaciones de estos sectores. 

El funcionario advirtió que aún no se ha desmontado la alerta amarilla, “todavía el presidente mantiene la alerta eso significa que sigue la emergencia aquí en el Caribe y nosotros seguimos en sesión como parte de este esfuerzo de las instituciones, tenemos el reporte que posiblemente que a la entrada de la noche aumenten la velocidad de los vientos, por la mañana tuvimos a 35km/h los vientos que estaban afectando Bilwi, posiblemente vamos a subir a los 50km/h, quiere decir que aún la gente no puede salir de sus casas en embarcaciones”, advirtió Alemán.

El funcionario aclaró que aún están coordinando con los Comupred informaciones de las comunidades para tener información objetiva. 

Chontales castigado 

Decenas de casas, patios y calles  inundadas, árboles caídos, así como cauces y ríos rebasados,  dejó la tormenta tropical Nate en Chontales. Desde este miércoles, empezaron los fuertes aguaceros que no cesaron el jueves. En Juigalpa a muchas viviendas se les metió el agua, lo que hizo que las familias afectadas se autoevacuaran dónde sus parientes o vecinos, aunque hay hogares que prefirieron quedarse en sus viviendas sacando el agua. Los hermanos del barrio El Santuario María Leonor y Gustavo Adolfo Córdoba, de 74 y 62 años, respectivamente, sufrieron inundaciones.

Ambos ancianos fueron socorridos por los vecinos que les apoyaron a trasladar sus pertenencias a la casa vecina. Siriaco Rocha, de 73 años del barrio Nuevo Amanecer, de Juigalpa, teme que se les meta de nuevo el agua a la casa, porque el cauce que pasa por ahí se rebasó. 

En Juigalpa, muchas calles se inundaron en Nuevo Amanecer, Padre Miguel, El Santuario, San José, la Universidad Agraria, entre otros barrios. Hasta el momento se desconoce la cantidad de familias anegadas por lluvias. La carretera que va a Puerto Díaz no se podía transitar por la cantidad de agua que hay en el suelo provocado por las lluvias.

Ciclón se aleja, pero seguirá afectando

A pesar que la tormenta tropical Nate salió de territorio nicaragüense y se mueve en el Caribe a 19 kilómetros por hora, generará entre 6 y 10 pulgadas de lluvia en Nicaragua y Honduras, aunque no se descarta que el acumulado llegue a 15 pulgadas, también se convertiría en huracán entre viernes y sábado cuando llegué a Yucatán, México, informó el Centro Nacional de Huracanes en su último reporte del jueves.

El Centro Nacional de Huracanes asimismo advirtió a los surfistas a tener precaución ante un oleaje más fuerte a causa de la tormenta.

La actual temporada de huracanes está siendo muy activa, con ocho huracanes, cinco de ellos de categoría mayor en la escala Saffir-Simpson (3, 4 y 5), el mayor número desde 2005, con la formación de Harvey, María, Irma, Lee y José.

Nate, al cierre de edición, se mueve a una velocidad de 17 kilómetros por hora, con vientos de hasta 65 kilómetros por hora.

En los próximos dos días se espera que Nate tome más fuerza, por lo que no se descarta que se convierta en huracán.

Este se moverá por la zona del este de Honduras la noche del jueves y al noroeste del mar Caribe para el viernes.

Nate llegaría a Yucatán para la noche del viernes y el sábado estaría en el Golfo de México.

Florida decretó estado de emergencia por Nate, aunque la trayectoria actual indica que se dirige a Luisiana.