Secciones
Multimedia

Trasladan a albergues a 150 personas en Malpaisillo

Foto por: Cortesia/END

Parte de las personas llevadas a albergues en Malpaisillo.

El río Viejo en la comunidad Las Mojarras, municipio de El Jicaral, amenaza con desbordarse, ha superado la capacidad del puente.

Más de 150 personas fueron evacuadas y llevadas a albergues temporales este viernes en Malpaisillo, producto de las lluvias. Una humilde vivienda de adobe y piedra cantera, en la comunidad Las Mojarras, El Jicaral, colapsó sin ocasionar daños humanos.

José Félix Orozco Laguna, propietario de la vivienda, con su cónyuge y sus  dos hijos afortunadamente se encontraban en labores domésticas fuera de la propiedad al momento del derrumbe.

En el caserío Los Cerritos, comunidad Santa Rosa de los Parrales, se desbordó el río Los Carritos, donde “hay familias que se niegan a evacuar el lugar, el peligro es permanente porque se ha informado de la ocurrencia de más lluvias en las próximas horas, el llamado es a preservar las vidas”, dijo el alcalde de Malpaisillo, Enrique José Gómez.

Gómez confirmó que las comunidades Los Cerritos, Santa Rosa, Monterrey, El Madroño, Galilao, Los Terreros, Charco de los Bueyes, Mario José Pereira, Pañuelar y Portobanco, son las más afectadas, lo cual representa a unas 143 familias.

“Hemos contabilizado 128 viviendas inundadas en estos territorios, fueron evacuadas 553 personas, que temporalmente permanecerán en la iglesia pentecostés de la comunidad Santa Rosa de los Parrales, así como en albergues solidarios, en donde serán atendidas, refirió el alcalde Gómez, quien además agregó que las quebradas o ríos en el sector de Dos Montes, tienen semiparalizados algunos trayectos de la carretera entre Malpaisillo y El Jicaral.

Río viejo crecido

El río Viejo en la comunidad Las Mojarras, municipio de El Jicaral, amenaza con desbordarse, ha superado la capacidad del puente. 

De acuerdo al Codupred, unas 70 familias se encuentran con sus propiedades anegadas en la comunidad El Caimito, empalme Las Lomas-La Paz Centro. La mayoría de familias se autoevacuó en propiedades cercanas de familiares.