•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió hoy que existe alta probabilidad que aún se produzcan crecidas de río y deslizamientos en las laderas de las cordilleras, como consecuencia de la continuidad de las lluvias.

"Debido a la continuidad de las lluvias, es altamente probable que aún se produzcan crecidas de ríos, aumento del caudal de los cauces naturales ocasionando inundaciones repentinas y originarse deslizamientos en las laderas de las cordilleras y partes altas, sobre todo en las Regiones Pacifico, Central y Norte del país", dijo el asesor del Ineter, José Antonio Milán, en un informe.

Una alerta amarilla se mantiene en Nicaragua, donde la tormenta tropical Nate, ahora convertida en huracán, dejó al menos 16 muertos, un desaparecido, 29.110 personas afectadas y 5.953 viviendas dañadas en 73 de los 153 municipios del país.

El Ineter recomendó cumplir las orientaciones de las autoridades para prevenir pérdidas de vidas humanas. Milán explicó que en la zona Sur, el Pacifico central y la región central hay una saturación de los suelos y un incremento de la vulnerabilidad del sistema ambiental.

Las autoridades reportan 6.848 familias afectadas, con 29.110 personas en 73 de los 153 municipios de Nicaragua.

Además, 5.953 viviendas afectadas, entre ellas 5.684 anegadas y el resto semidestruidas, colapsadas o en riesgo de colapsar, según el reporte del Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres (Sinapred).

Asimismo, Nate provocó cuantiosos daños en infraestructura, en el suministro del fluido eléctrico y en el servicio de agua potable. Nate impactó la costa este de Nicaragua el jueves pasado con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

De momento, las autoridades de Nicaragua mantienen la alerta amarilla de prevención y la suspensión de las clases en los colegios del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus