•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ana Carolina Granera, de 18 años, salió de su casa el sábado a las 7 de la mañana con rumbo al Instituto Manuel Hernández de Jinotepe. Sus familiares afirmaron ayer que la joven cursaba el quinto año de secundaria en el turno sabatino, y que cada sábado regresaba a su casa a las cinco de la tarde.

“Fue algo raro, ella estaba como que no quería ir a clases, salió normal, solo llevaba su mochila y sus cuadernos, pero antes de irse ella volvió a ver hacia atrás a mi mamá, entonces mi mamá dijo que la miraba rara, como que algo le pasaba, pero nosotros no le conocíamos novio, era una muchacha bien sencilla”, relató Sarah García, su hermana mayor. 

La joven fue encontrada muerta el domingo pasado, frente a las costas de la quinta Costa del Sol, ubicada en Casares, Diriamba. 

“Solo escucho decir que un grupo como de ocho personas andaban con ella bañándose en el mar”, dijo entre lágrimas la madre de la joven, Martha García. Su hermana añadió que la subdirectora del instituto donde estudiaba les informó que la joven no se había presentado el sábado a la defensa de su monografía, al igual que otros tres compañeros de clase. 

Pero la secuencia de los hechos aún no ha sido esclarecida. El resultado preliminar del médico forense Sergio Cano había indicado que la joven había muerto por sumersión, pero los familiares tomaron la decisión de enviar el cuerpo al Instituto de Medicina Legal, para clarificar la manera de muerte de Ana Carolina. 

“A mi hija  me la mataron, me la estrangularon, ella está bien golpeada”, expresó Martha García, tras reconocer el cuerpo de su hija. El dictamen emitido por el Instituto de Medicina Legal aclara que la joven fue estrangulada a mano y presentaba hemorragia cerebral más anoxia (falta o disminución de oxígeno) y trauma craneoencefálico más asfixia.

“Nosotros no vamos a descansar hasta dar con los asesinos de ella, esto no puede quedar impune”, expresó la madre de Ana Carolina.

Aceptan acusación de femicidio  

Ayer fue acusado ante el juzgado especializado en violencia de género de la ciudad de Jinotega Larry Antonio Alanís Suazo, de 26 años, quien aceptó la semana pasada, tras ser capturado por la Policía, haber matado de un disparo en la cabeza a Ana Karina Rizo, de 33 años, el pasado 12 de octubre.  

Según la confesión de Alanís Suazo, la mujer había salido del gimnasio cuando subió a su camioneta, en donde tuvieron una discusión. En la madrugada del 12 de octubre el hombre le disparó a Rizo y una vez muerta la lanzó en el sector de la alcantarilla Piedra Bruja, ubicada en la comarca La Corneta, en los límites de los departamentos de Jinotega y Matagalpa.

El Ministerio Público acusó a Larry Antonio Alanís Suazo por el delito de femicidio en contra de Ana Karina Rizo y por tenencia ilegal de armas, mientras que su abogado defensor, Marcos Zamora Flores, señaló que demostrará en el desarrollo del proceso que su defendido actuó bajo amenaza.

Pero las declaraciones de Alanís Suazo han sido inconsistentes. Primero afirmó que estaba siendo amenazado para cometer el crimen, luego que le habían ofrecido 10 mil dólares para matar a la mujer, y posteriormente declaró que Dewin Herrera lo había llamado y trasladado hasta donde estaba la víctima. 

Según Alanís Suazo, Herrera había sido descubierto por Ana Karina mientras sustraía grandes cantidades de dinero de la empresa propiedad de Bayardo Arauz, y lo amenazaba con denunciarlo. Sin embargo, Herrera fue detenido por la Policía en el proceso de las investigaciones, pero fue dejado en libertad este fin de semana, puesto que no se encontraron suficientes elementos que lo involucraran en el crimen. 

La judicial señaló el 8 de noviembre como el día en que se realizará la audiencia inicial, en donde se determinará si se manda la causa a juicio. 

Muertes violentas de mujeres

En lo que va del año, 47 mujeres han muerto de forma violenta en el país, reportaron Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) a través de su observatorio Voces contra la violencia. 

De ese total, 43 han sido femicidios y 4 asesinatos, detalló Magaly Quintana, de la CDD, entre las que se incluyen las muertes de Ana Carolina Granera y Ana Karina Rizo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus