•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua y Costa Rica son los únicos países del istmo que no han desarrollado en conjunto un proyecto de gestión integral de recursos hídricos, a pesar de que comparten la cuenca hidrográfica internacional más grande de Centroamérica. 

El estudio “Gestión Integrada de los Recursos Hídricos en Centroamérica: gestionando las aguas transfronterizas como desafío primordial” fue elaborado por la Academia de Ciencias de Nicaragua y Global Water Partnership, y será presentado hoy en la Universidad Centroamericana (UCA). 

La investigación como parte de sus resultados recomienda lograr un acuerdo en torno al desarrollo de los recursos hídricos entre los estados de Centroamérica, para aumentar la seguridad hídrica en la región. END

Dentro de la cuenca del río San Juan se encuentran 37 municipios de Nicaragua y 7 cantones de Costa Rica, destaca el estudio. De igual manera precisa que el 60% del área está dedicada a la agricultura que para el país representa el 26% de la producción nacional de frijol, 21% del sorgo y 16% del maíz y de la caña de azúcar.  

El estudio de la Academia de Ciencia de Nicaragua y Global Water Partnership concluye que compartir los recursos hídricos transfronterizos será importante para cumplir el objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). 

También destacan que utilizar racionalmente y proteger las aguas compartidas es una cuestión esencial para promover mejor calidad de vida entre la población. 

Íncer Barquero señaló que un mínimo del agua que cae del cielo se puede usar, ya que cuando se escurre por los ríos o cauces va con lodos u otros sedimentos y no sirve para uso doméstico e industrial. 

La cuenca compartida

Datos del estudio mencionan que la cuenca grande está compuesta por tres subcuencas, la de los lagos Xolotlán, Cocibolca y Río San Juan. “En conjunto, las tres subcuencas cubren 42,035 km2, de las cuales el 69% corresponde a Nicaragua y el 31 por ciento a Costa Rica”, destaca el documento. 

De igual forma recalca que hasta el momento no existen acuerdos de cooperación y que más bien, Nicaragua y Costa Rica han acudido a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para resolver diferencias limítrofes. 

“La cuenca compartida del río San Juan es fundamental para el desarrollo sostenible en Costa Rica y Nicaragua. El establecimiento de una cooperación transfronteriza en esta cuenca es sin duda el mayor reto relacionado con el agua en Centroamérica”, menciona el estudio. 

Ejemplos en Centroamérica

El estudio  da un enfoque de “aguas transfronterizas”. Este  término está contemplado en la legislación internacional en la materia, explica el documento. 

Como ejemplo de proyectos conjuntos en gestión de recursos hídricos, se menciona a la cuenca binacional del río Sixaola compartida por Costa Rica y Panamá, donde el 83% del área tiene la categoría de zona protegida, donde se encuentran parques nacionales, reservas biológicas, reservas nacionales y humedales. 

El naturalista Jaime Íncer Barquero, quien será uno de los expertos que presida hoy la mesa de presentación del estudio, aseguró que a lo interno del país la gestión de recursos hídricos es incipiente. Indicó que este tema está incluido en el “Decálogo de los Problemas Medioambientales”, que fue publicado hace un mes por diversas organizaciones.   

Otro de los ejemplos es la región Trifinio, conformada por El Salvador, Honduras y Guatemala. Esta zona, según el estudio, converge alrededor de la cordillera protegida de Montecristo, que con otros lugares forman la Reserva de la Biósfera La Fraternidad. 

De acuerdo con la investigación en esa región trinacional, “se encuentran las cabeceras de los ríos Lempa y Ulúa, dos de los sistemas de agua más importantes de la región”. El Trifinio nació por un tratado suscrito por los tres estados de Centroamérica en 1997, destaca la investigación. Asimismo, expresa que dicho acuerdo ha permitido a la sociedad civil y gobiernos locales establecer acuerdos conjuntos para el desarrollo del agua potable. 

El estudio expone que producto de la conformación de la región Trifinio, en 2013 se realizó la propuesta por parte de los tres países de aprobar una política pública local y transfronteriza de aguas compartidas entre El Salvador, Guatemala y Honduras. 

“No se ha presentado demandas internacionales relacionadas con las fuentes de aguas superficiales y subterráneas transfronterizas de Trifinio. Los problemas se abordan como parte de las agendas bilaterales”, señala el estudio. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus