•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Emilio Ortega Ramírez viajó 190 kilómetros para asistir al inicio del novenario a la Virgen del Trono, Patrona de Nicaragua, en su santuario en El Viejo. Es originario de Masatepe y viene desde 1993, casi siempre el 6 de diciembre, día de la lavada de la plata.

“Adelanté el viaje. Ella ha intercedido en favores recibidos, pero lo que le pido hoy es la fe ciega en Jesucristo, porque la fe es igual a obtener paz, tranquilidad y confianza”, dijo el promesante, emocionado de contemplar cómo se enciende el cielo con la explosión de pólvora y al escuchar los sones de pascua, en las madrugada, algunos de ellos escritos o arreglados por su bisabuelo, Carlos Ramírez.

A este visitante le atraen las expresiones de devoción en que María despierta el amor a su hijo.

“En Granada son los rezos de La Conchita; en León, La Gritería,;en El Viejo es la lavada de la plata y en Masaya tampoco somos ajenos al tributo a la Virgen”, dijo emocionado ayer en la madrugada Ramírez.

Junto con él, llegaron 300 peregrinos de los repartos periféricos de la Parroquia Corazón de Jesús y vecinos del barrio La Libertad, que caminaron a pie cinco kilómetros desde Chinandega hasta el Santuario Nacional Mariano, donde les esperan visitantes locales, entremezclados con otros que llegaron de Estados Unidos, España y Centroamérica.

La lavada de la Plata

De la centenaria imagen se escribe que es la Virgen más enjoyada del país. La plata consistente en atriles, frontales, floreros, candelabros, nichos y objetos para uso litúrgicos.

“Estará presidiendo monseñor Fortunatus Nwachukwu, como en los años que estuvo frente a la sede diplomática en Nicaragua, junto al Obispo Bosco Vivas”, confirmo monseñor Urbina Vivas, Cura Párroco de la Basílica Menor, donde se guarda los tesoros de la Virgen del Trono.

“El tesoro más invaluable es la conservación de la imagen de Nuestra Señora, la cual se remonta a Santa Teresa de Jesús, que la hace ipso facto como un reliquia, porque así es considerada por todo el orbe católico”, dijo Vivas.

En la presente semana se concluyeron los trabajos de reparación del raspado, fumigación y relleno de fisuras del centenario edificio, que es la casa que recibe a los devotos a lo largo del año.

María del Transito Guevara afirmó que el proyecto es la restauración total del antiguo templo.

“El otro año se intervendrá el muro central, costados, nave central, la torre y el campanario, en un total de 1,500 metros cuadrados. Esos costos andan por los 4 millones de córdobas”, detalló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus