Secciones
Multimedia

Hombre confiesa haber decapitado a su pareja en Siuna

Foto por: Gilberto Ariel Artola

óscar Guido (derecha) admitió haber asesinado a su pareja y madre de sus hijas.

Femicidio El acusado de haber asesinado a su pareja embarazada, en Siuna, fue capturado por la Policía Nacional luego de haber huido a Matagalpa con otra mujer.

Once días después de haber decapitado a su pareja en una comunidad de Siuna, en el Caribe Norte, Óscar Guido, el principal sospechoso, fue presentado por la Policía Nacional. El hombre confesó su crimen y no expresó arrepentimiento.

“No me niego, es cierto, no siento nada de rencor. No me arrepiento porque el daño ya está hecho, en el momento uno es capaz de hacer cualquier cosa”, confesó el hombre de 37 años. 

La víctima, Juana Francisca Ochoa Sevilla, tenía 24 años y cuatro meses de embarazo. Además dejó en orfandad a dos niñas de cinco y seis años respectivamente, que había procreado con su pareja Óscar Guido. 

Huyó con una mujer

El crimen se registró a las 8:00 de la noche del sábado 18 de noviembre en la comunidad Waspukito, sector dos, ubicada a 70 kilómetros al Norte del casco urbano de Siuna.

En una nota de prensa la Policía del Triángulo Minero informó que después de cometer el crimen, “Óscar Guido huyó del lugar con Ivania Jarquín, otra pareja del investigado, siendo capturado el sábado 25 de noviembre en Matagalpa y trasladado a la Delegación Policial de Siuna”.

La institución policial agregó que el hombre sería llevado al Juzgado Especializado en Violencia de Siuna para ser procesado por el delito de femicidio y podría ser sentenciado a una pena de 30 años. 

Femicidios

Este año se contabilizan al menos 49 femicidios en Nicaragua, la misma cantidad que se registró el año pasado, según el Observatorio de Violencia de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD). 

La mayoría de estos crímenes (12) han ocurrido en el Caribe Norte. 

En segundo lugar se ubica Managua con nueve femicidios, en el Caribe Sur se contabilizan ocho y seis en Jinotega. Los demás crímenes están distribuidos en el resto del país. 

Este año también se reportan al menos 68 femicidios en grado de frustración, siendo los principales victimarios las parejas y exparejas de las víctimas.

Estos crímenes son parte de la violencia machista que se vive en el país, que según la organización Ni Una Menos, es aquella que se ejerce mediante toda acción dentro del marco de una relación desigual de poder, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como privado, afecta la vida de una mujer en todos los ámbitos.