•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cadáver de Yader Alexander Montiel Guillén, el joven asesinado a puñaladas en Miami, Florida, fue repatriado este sábado en horas del mediodía.  

Mientras realizaban los trámites en el Aeropuerto Internacional  Augusto C. Sandino, los familiares del fallecido manifestaron que las autoridades estadounidenses todavía no han aclarado el crimen, pero han identificado a algunos sospechosos, entre ellos el amigo que llegó a traerlo a su casa un día antes de que fuera encontrado sin vida.

“La Policía mantiene bastante discreción en eso, y la verdad es que ni a mi mamá le han querido dar mucha información. Lo único que sabemos es que fue agredido y lo encontraron con un zapato, ropa interior y camiseta”, dijo Karla Patricia Montiel,  hermana de la víctima. 

Además señaló que su hermano tenía 24 años de edad, y los últimos cuatro los había vivido en Estados Unidos junto a su madre Coralia Guillén y una hermana de ambos. 

También dijo que Yader Montiel tenía residencia permanente y estaba en espera de la documentación para obtener la ciudadanía norteamericana. 

El cadáver del joven fue encontrado en el patio del complejo de apartamentos Park West Village en Fontainebleau, en la ciudad de Miami, según los familiares.

“Decidimos traerlo a Nicaragua porque aquí estamos la mayoría de sus hermanos, su hijo de 5 años y su esposa. Para traer el cuerpo nos cobraban 12,000 dólares, pero después el Ministerio de Relaciones Exteriores nos ayudó y nos rebajaron. Realmente no sé cuánto es, pero mi mamá prestó dinero allá y nosotros hicimos una colecta aquí para traerlo”, afirmó Montiel.   

De igual manera, José Luis Montiel, otro hermano del fallecido, manifestó que se dieron cuenta del deceso en Nicaragua hasta el domingo 19 de noviembre, cuando su mamá los llamó para avisarles.

“Ella dice que él corrió herido porque lo habían apuñalado varias veces en la calle, cuando salió le dijo a mi mamá que iba a salir a trabajar. No hay un detalle de lo que pasó”, expresó el hermano.

Por su parte doña Vilma Auxiliadora Sandoval, amiga de la familia, pidió desde Nicaragua a la Policía de Estados Unidos mayor eficiencia en el caso. “Que nos digan las cosas, porque hay cámaras  para que vean cómo fue lo que sucedió. Aquí lo estamos recibiendo por esfuerzo de sus familiares.  Lo que pasó es una injusticia, queremos que nos esclarezcan cómo fue que lo asesinaron”,  expresó Sandoval.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus