Secciones
Multimedia

Femicidios dejan 70 huérfanos en lo que va del año

Foto por: Cortesia/END

El próximo año se harán tres encuentros más para visibilizar a estas víctimas.

Atención. La Fundación Dina Carrión realizó el primer encuentro nacional de niños, niñas y adolescentes huérfanos por femicidios, en el que también participaron abuelas.

Por primera vez en más de un año, Carmen Crespo accedió ayer a tener un momento de entretenimiento junto a tres de sus nietos. Sintió la necesidad de hacerlo porque quería verlos sonreír, bailar y compartir. Quería verlos ser niños. Hay pocos momentos de alegría en su familia desde que la mamá de los niños fue asesinada y su cuerpo tirado en un cauce del barrio San Judas, de Managua, envuelto en plástico negro y pedazos de sábanas.

Ángela Verónica Crespo, hija de Carmen Crespo, fue una de las 49 mujeres asesinadas el año pasado en Nicaragua. El autor del crimen ahora cumple una condena de 30 años, pero el duelo en la familia sigue vigente. 

La mujer tuvo dos hijos que ahora tienen 3 y 4 años, respectivamente, y una niña de ocho. A sus 22 años, Ángela Verónica Crespo trabajaba como vigilante en una empresa privada y era la proveedora de los gastos de manutención de sus hijos. El hombre que la mató no era el papá de los niños y hasta ahora no han recibido apoyo de su respectivo padre biológico.

Los pequeños aún no saben que su mamá murió y piensan que está de viaje. La niña sabe que su mamá ha muerto, pero hay momentos en que piensa que va regresar y ayer mientras veía otros niños divertirse le volvió a preguntar a su abuela cuándo su mamá estará con ellos. 

Carmen Crespo decidió esconder ropa de su hija y así evitar por ocasiones que sus nietos pregunten por ella. Ahora ha decidido optar por brindarles momentos de esparcimiento. 

 “Ver a los niños así de contentos, comiendo, sonriendo y con otros niños que pasaron por lo mismo que ellos me hace sentir acompañada como abuela y me hace pensar que se puede salir adelante”, asegura Carmen Crespo. 

Hasta ahora, ni ella ni sus nietos han recibido algún tipo de atención sicológica y ayer asistieron al primer encuentro nacional de niños huérfanos por femicidio con la esperanza de encontrar esa ayuda. Fueron invitados por la Fundación Dina Carrión, que atiende a este tipo de víctimas.

“Este tipo de encuentros y actividades para los niños huérfanos por femicidios son fundamentales porque se distraen. Muchas veces las abuelas están concentradas en vivir sus duelos y los niños se quedan en un segundo plano, tristes, desamparados, con miedos y deben recibir atención especializada, no solo ellos, sino toda la familia para cerrar el ciclo del duelo”, explica la sicóloga Adilia Hernández. 

70 huérfanos este año

En lo que va del año se contabilizan 70  niños, niñas y adolescentes que han quedado huérfanos producto de los 50 femicidios, según el Observatorio de Violencia de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD). El año pasado fueron 73. El último caso se registró anoche en Managua.

Sobre la fundación

La Fundación Dina Carrión es la primera en el país en atender directamente a niños y niñas cuyas madres fueron víctimas de femicidio. Actualmente atiende a 10 menores que son hijos de tres mujeres asesinadas. Los casos se encuentran en Tipitapa, Mateare y Monimbó, Masaya. Estas familias cerrarán un ciclo de atención en abril próximo. 

La sede de la fundación se encuentra en Miami, Florida, desde donde buscan financiamiento, explica su directora Aída Carrión. 

“En el año hacemos cuatro actividades de recaudación de fondos en Estados Unidos y cuatro en Nicaragua. Afortunadamente cada vez más personas se han venido sumando para apoyar a las víctimas de este flagelo, pero lo más importante es que los niños se sientan vivos, felices y estén conscientes que pueden salir adelante, esa es nuestra razón de ser”, agrega Carrión. 

Además, la fundación tiene previsto lanzar una campaña para poder entregar una cama a niños y niñas en horfandad por femicidio y en enero también darán paquetes escolares para el regreso a clases.