Secciones
Multimedia

Tras femicidio, gobierno ordena revisar normativa de portación de armas

Foto por: Melvin Vargas

Anoche, en la carretera a Masaya, el vigilante Óscar Alberto Berríos Munguía, de 25 años, mató a balazos a Massiel González.

Luego de que un vigilante matara anoche con su arma de reglamento a una mujer, el gobierno orientó a la Policía de Nicaragua revisar la normativa de portación de armas.

El gobierno de Nicaragua anunció hoy que ha ordenado a la Policía Nacional revisar los requisitos que permiten a los vigilantes portar armas, luego de que anoche un guarda de seguridad matara a balazos a una mujer en carretera a Masaya.

La información la brindó hoy la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo.“Tenemos instrucción desde nuestro comandante Daniel (Ortega) que la Policía revise si se está cumpliendo la normativa o los requisitos para permitir la portación de armas a vigilantes, de manera que cuidemos este aspecto”, dijo hoy Murillo.

Anoche, en la carretera a Masaya, el vigilante Óscar Alberto Berríos Munguía, de 25 años, mató a balazos a Massiel González.

Tras el crimen, el hombre huyó, pero lo capturaron unos 45 minutos después, cerca del lugar de los hechos.

“Esa desgracia de ayer en la propia entrada de un centro de comercio es una desgracia que debe llamar nuestra atención para cuidar todos los detalles. El femicidio, 20 años la muchacha, 25 el vigilante, y bueno parece que eran problemas de pareja; peor, no hay absolutamente ninguna justificación para este crimen”, sostuvo hoy Murillo.

La funcionaria afirmó que el Estado tendrá que ser más estricto en cuanto a los permisos de uso y portación de armas.

“Tenemos que ser todavía más estrictos en la aplicación de la normativa y leyes para que personas serias y responsables puedan desempeñar el rol de vigilante y portar armas”, mantuvo Murillo.

Berríos mató a González con su arma de reglamento, de acuerdo con la información oficial.

Por los femicidios este año, en Nicaragua hay 70 menores de edad en la orfandad