Secciones
Multimedia

Aprueban extensión a ley sobre incentivos para energías renovables

Foto por: ARCHIVO / END

Los legisladores respaldaron la iniciativa de reforma, según explicaron ellos mismos, porque esto apunta a continuar con el cambio de la matriz de generación eléctrica.

Expectativa. Según las proyecciones del Ministerio de Energía y Minas (MEN), en el año 2023, el 64% de la generación de energía eléctrica debe ser con fuentes renovables.

El plenario de la Asamblea Nacional aprobó este martes con 87 votos, la reforma al Artículo 8 de la Ley para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables (Ley 532) que aumenta el plazo del otorgamiento de beneficios fiscales a los inversionistas que impulsen proyectos de este tipo en el país.

Los beneficios fiscales consisten en la exoneración del impuesto arancelario de importación (maquinaria y equipos), dispensa del  pago del impuesto al valor agregado (IVA), exoneración del impuesto sobre la renta (IR) y de todos los impuestos municipales. El plazo para obtener estos beneficios caducaba en enero del 2018, pero la reforma lo extendió hasta enero del 2023.

Los legisladores respaldaron la iniciativa de reforma, según explicaron ellos mismos, porque esto apunta a continuar con el cambio de la matriz de generación eléctrica. El país pagará menos divisas en el mercado internacional al depender menos del petróleo para la generación eléctrica y esto debe traducirse en beneficios para la población, comentaron.

Jimmy Blandón, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) dijo que su bancada “apoya la reforma porque alienta la inversión privada y nacional para dejar de usar el recurso fósil. La generación con fuentes renovables permitirá ir bajando el precio de la energía, en la medida que siga cambiando la matriz energética”.

Por su parte, Pedro Jaoquín Treminio, legislador de la bancada PLI/ALN (Partido Liberal Independiente/ Alianza Liberal Nicaragüense) destacó que los esfuerzos por mantener las inversiones en la generación de energía con fuentes renovables también apuntan “a un crecimiento en la electrificación en todo el país y en especial en la Costa Caribe, por eso respaldamos la reforma”.

Las metas previstas 

Jenny Martínez, diputada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), sostuvo que existe un plan alentador por continuar cambiando la matriz de generación eléctrica y que la ampliación del plazo para otorgar incentivos fiscales permitirá alentar las inversiones necesarias para proyectos hidroeléctricos, eólicos, fotovoltaicos y geotérmicos.

El Gobierno trabaja en la realización de los estudios de factibilidad para determinar áreas seguras que sean llamativas para las inversiones, sostuvo Martínez, explicando que el Ministro de Energía y Minas (MEN) , Salvador Mansell, detalló a los diputados miembros de la Comisión de Infraestructura, los planes de la evolución prevista para la matriz de energía.

Como parte de las inversiones planificadas por el Gobierno en el periodo  2019-2023, está la instalación de cinco plantas solares para la generación eléctrica fotovoltaica en el Caribe, lo que permitirá ampliar la cobertura eléctrica en esta región con base en una fuente renovable.

Estas plantas generarían en total 15 MW y estarían ubicadas en Bluefields (Caribe Sur) y en Mulukukú, Siuna, Rosita y Bilwi (Caribe Norte). 

Actualmente, la generación con fuentes renovables alcanza distintos porcentajes en el país. Esto depende de las condiciones de los vientos y de la entrada la zafra azucarera que alienta la generación por biomasa. La generación por fuentes renovables alcanzó un 56.4%, según reportes del MEN. 

Los planes son que en el 2018 la generación con fuentes renovales llegue a estabilizarse en un 55% durante el año. En el 2023 se espera que represente el 64% y en el 2030 el plan es que llegue a generar un 73% de la energía en el país.

Mansell dijo recientemente, que en la Cuenca del Río Grande de Matagalpa hay una capacidad de generación de 700 megavatios, un potencial  que es atractivo para los inversionistas.