Secciones
Multimedia

1,300 niños han sido atendidos por donativos

Foto por: Melvin Vargas

Vivian Pellas dio apertura a la campaña Dona en Caja.

Altruismo. Con el dinero recaudado en las cajas de supermercados se han realizado 6,750 servicios hospitalarios gratuitos a niños quemados en los últimos cinco años.

La campaña Dona en Caja arrancó en 27 supermercados en todo el país la mañana de ayer. Esta campaña consiste en que los clientes pueden hacer donaciones en el momento de pagar sus productos. 

Según autoridades de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen), con el dinero recaudado se ha brindado atención gratuita a más de 1,300 niños, que equivalen a 6,750 servicios en las especialidades de sicología, ortopedia, cirugía plástica, nutrición, terapia de lenguaje, odontología y rehabilitación.

“Este es un esfuerzo de muchas personas, tanto del supermercado que nos pone a su disposición sus sucursales, los cajeros y los donantes que hacen su aporte para esta importante causa. Esta campaña se desarrolla a lo largo de cuatro meses, nos sentimos muy felices y orgullosos de ver que las personas aportan de una manera muy significativa”, detalló Vivian Pellas, fundadora de la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) en la ciudad de Masaya.

Pellas también dio a conocer que cada uno de los niños recibe una atención médica integral.

Recomendación

La fundadora aprovechó para hacer el llamado a los padres de familia a tener mucho cuidado, sobre todo en este mes, porque a los niños les gusta manipular pólvora y pueden quemarse en la calle o en sus propias viviendas. También hay que tener mucho cuidado con las conexiones eléctricas por las instalaciones de los árboles de Navidad.

No obstante, advirtió que “los líquidos calientes son las primeras causas de accidentes y ustedes deben recordar que el agua quema como el fuego, no lo olviden eso y cualquier emergencia llamar a Aproquen o acudir a las instalaciones”.

El doctor Mario Pérez, director médico de Aproquen, aseguró que existe un 62% de niños que han sufrido quemaduras por líquidos calientes y solo un 3% se ha quemado con pólvora.

El doctor agregó que la pólvora no causa daño por el efecto del calor sino que es por la onda expansiva de estos artefactos que destruye los huesitos de las manos de los niños. 

Según el médico, el año pasado en la base de datos de Aproquen se reportaron 33 niños con quemaduras de pólvora. 

“Es una cantidad exagerada, nunca había visto tantos quemados en un año. Hasta la fecha llevamos cinco personas quemadas, entre ellas la niña de cinco meses que iba en un vehículo donde se transportaban fuegos artificiales, ella murió por una infección pulmonar”, refirió el doctor.

Pérez recomienda no poner pólvora en las manos de los niños, porque la primera parte del cuerpo que se quema es la mano y luego el rostro. 

Felipe Mántica, gerente de operaciones de supermercadosLa Colonia, expresó que han garantizado que todo lo recaudado en caja vaya directamente a Aproquen.

“Creo que en esta Navidad es un momento importante para hacer sus donaciones desde un córdoba a más”, destacó Mántica.