•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Managua incrementó el volumen de desechos sólidos en 2% en relación con el mismo período del 2016, según el último informe de gestión municipal, presentado ante el Concejo Municipal.

Los datos del informe señalan que en los primeros nueve meses recolectaron 360,335 toneladas de desechos sólidos en los siete distritos de la capital, o sea, un promedio mensual de 40 mil toneladas al mes, por lo que se espera cerrar el año con al menos 480 mil toneladas. Eso sin contar sedimentos, ni lo que se extrae de los cauces.

Para la limpieza de enero a septiembre de 2017, la municipalidad debió invertir C$93.8 millones de córdobas para poder desalojar los desperdicios de Managua, según el informe de gestión presentado a finales de noviembre. 

Durante la conferencia sobre el V Foro Nacional de Reciclaje, el director de gestión ambiental de la Alcaldía de Managua, Juan Ramón Campos, comentó que las cifras muestran la cantidad de desechos sólidos que llegan a la Empresa Municipal de Tratamiento Integral de Desechos Sólidos (Emtrides), sin embargo, la recolección de los desperdicios sólidos de la capital sigue siendo un verdadero reto, ya que persiste la mala costumbre de la población, de lanzar los desperdicios a la calle o a los cauces.

El funcionario indicó que para contrarrestar la mala costumbre hay diversas acciones que la municipalidad implementa para reducir las cantidades de basura de una capital en desarrollo e incremento de su población.

“Una de las acciones inmediatas fue la eliminación de botaderos clandestinos, con lo cual se logró con los contenedores de concreto teniendo buenos resultados, pues se dispuso de un punto de concentración de los desperdicios en barrios y mercados, que son retirados diariamente por la Alcaldía”, dijo Campos, destacando que trabajan para que la población tome conciencia de no lanzar la basura a las calles. 

 “La cifra es lo que se obtiene de la recolección domiciliar, de las estaciones de transferencias, contenedores de concreto, colegios, hospitales y los desperdicios que producen algunas empresas”, explicó Campos, señalando que el gobierno municipal hace grandes esfuerzos por mantener limpia la ciudad. 

Para la jornada de limpieza, la Alcaldía dispone de un promedio diario de 53 equipos recolectores, con dos tractores en el turno matutino y 17 en el vespertino. 

El funcionario dijo que se necesita un cambio de mentalidad de la población, y para ello la municipalidad está en permanente campaña, se impulsan jornadas de limpieza en barrios e incluso por parte de las instituciones estatales, y eso ha reducido la cantidad de desperdicios en las calles, una acción que también permite la reducción de focos de animales rastreros y de enfermedades diarreicas.

Según el Plan de Inversión Anual 2017, en el programa de educación ambiental para la sensibilización social y comunitaria se destinó C$571 mil para desarrollar campañas y jornadas de limpieza; por otra parte se destinó C$286 mil para el programa de educación no formal en Managua, también se invirtió C$214 mil  para el fortalecimiento de la gestión ambiental del municipio.

Para el presidente de la Asociación Nicaragua Ambiental (Nicambiental), Mario Malespín, los nicaragüenses estamos aplazados en el manejo adecuado de la basura, y se necesita una verdadera revolución cultural. Algo que debe comenzar desde nosotros mismos, en nuestras propias casas.

“Se debe promover depositar la basura en su lugar, pero también es necesario que se promueva la división de los desperdicios, porque hay una serie de desechos sólidos que son altamente dañinos para los humanos y se deben tratar de forma apropiada”, dijo Malespín.

En el caso de la división de los desechos, el presidente de Nicambiental dijo que esto lo hacen únicamente las universidades, algunas organizaciones no gubernamentales, colegios y los recolectores de basura que de forma particular separan el cartón, el plástico y las latas, para luego vender estos materiales reciclables, pero no hay aún una política institucional de preselección de los desechos sólidos. 

Comentó que esto se hace, pero en la Empresa Municipal de Tratamiento Integral de Desechos Sólidos (Emtrides), por lo tanto, la Alcaldía de Managua tiene que redoblar esfuerzos, pero también debe promover la preselección de los desperdicios para su debido tratamiento de  modo  que no se transformen en contaminantes que ponen en peligro la salud humana,y  el medio ambiente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus