•  |
  •  |
  • END

Diario Los Andes / Perú

Una verdadera telenovela parecer vivir el mundo, y como para confirmar el sentido de la ficción, la historia nace en México: hasta el 30 de abril los muertos por la influenza humana ascendían a 177, pero la historia cambió la madrugada del primero de mayo; y ahora se dice que sólo 16 personas murieron en el mundo.

¿Qué pasó? Como los muertos no hablan y lo que cuenta son las cifras oficiales, la Organización Mundial de Salud, OMS, primero bautizó con otro nombre a la letal enfermedad y luego minimizó el número de muertos. El trasfondo de la movida es la economía.

Angustia, miedo y tristeza son lo que esconden las mascarillas que hoy se imponen como moda en el mundo entero, pero esencialmente en México y Estados Unidos de Norteamérica.

La historia comenzó el día 18 de abril, cuando se presentaron los primeros casos de infección humana por el virus de la gripe en México, pero desde el 26 de abril, cuando Estados Unidos reportó 20 casos de AH1N1, el mundo se alarmó y los medios centraron su atención.

Fiebre sicológica

Desde el 24 de abril, conforme pasaron las horas y los días, los casos de infectados se fueron multiplicando exponencialmente. Sin bien los afectados son mínimos en cada país, lo que se ha desatado en el mundo es una fiebre sicológica, sicosis.

Entonces, luego de cinco días, la Organización Mundial de la Salud decidió elevar el nivel de alerta de la epidemia de cuatro a cinco tras las últimas informaciones que señalan un aumento de los casos en varios países, y que indican que el virus se está extendiendo ahora con más facilidad entre humanos, lo que significaría que estamos a las puertas de una pandemia de gripe.

Pérdidas económicas

Empeorando la crisis económica que afronta el planeta en su integridad, algunos con mayor fortaleza que otros, las finanzas de México se han empeorado la semana que termina, como consecuencia de la influenza humana.

Para el presente año, los especialistas habían pronosticado un crecimiento del orden del tres por ciento para este país; pero la situación empeorará con la epidemia que ya ha cobrado más de 180 muertos. Las pérdidas son esencialmente por el turismo, que aporta al presupuesto de México poco más de 13 mil millones de dólares anuales, lo que equivale a un ocho por ciento del Producto Interno Bruto, PIB. ¿O alguien todavía quiere visitar México?

Los que sufren por brote
Las aerolíneas, agencias de viajes y hoteles, son las empresas más afectadas tras el brote del virus.

Se conoce que en México las ventas de carne de cerdo bajaron hasta en un 80 por ciento. El presidente de la Asociación de Porcicultores de México, Martín Chávez Bonilla, expresó: “Somos víctimas de la influenza, y de una información oficial inadecuada que se prestó a que la población crea que consumir carne de puerco le va a hacer daño”. Similares pérdidas en menos proporciones se ha registrado en todo el mundo, incluido el Perú.

La segunda pérdida económica es la del mercado interno. La ciudad de México, el principal motor económico de este país, se encuentra semiparalizada. Como es de esperarse, se han suspendido conciertos, salas de cine y todo tipo de eventos masivos; provocando la ausencia de un movimiento económico estable, lo que hasta hace una semana ni se preveía.

Similares altibajos económicos se presentaron en 23 países donde la gripe también se ha detectado en menor escala. Usted se ha preguntado ¿qué pasaría si esta epidemia se convirtiera en pandemia? Es decir, la enfermedad se propagara por todo el mundo y los afectados se cuenten por cientos en cada país.

México se deshace del virus

Frente al evidente desastre económico de México y Estados Unidos, el aparato político mundial capitalista ha decidido sacrificar las cifras oficiales y desmanchar a México, que en los últimos días se había erigido como el icono de la influenza humana.

Después de seis días de fiebre sicológica mundial y 177 muertos, la Organización Mundial de la Salud, OMS, decidió bautizar al virus de la “gripe porcina” como “gripe AH1N1. Dictaminó que nunca más será la gripe porcina ni tampoco la gripe mexicana, al menos oficialmente; evidenciando que el factor político-económico es primordial para encaminar lo nacional y el mundo.

Diplomacia para calmar

La medida fue adoptada el jueves. El diario ABC de España sustentó de la siguiente manera: “Aún no se ha podido confirmar si el primer caso surgió en México o en Estados Unidos, y ningún país quería pasar a la historia con este estigma. Así que la OMS buscó un término científico, más diplomático, aunque menos divulgativo, denominándolo gripe AH1N1”.

Un alto funcionario de la OMS, Keiji Fukuda, justificó el cambio de gripe porcina por el de gripe AH1N1, señalando que el virus se está convirtiendo en una gripe humana. “Estábamos recibiendo informes de que en algunos lugares los cerdos estaban siendo sacrificados y los animales no son los culpables de lo que está ocurriendo”, confirmó así la mutación del nombre.

Número de muertos

La segunda reacción política con el fin de sostener la calma, fue reducir el número de muertos, de 176 víctimas confirmadas, fuentes oficiales de México las redujeron a siete personas en este país; dejando sin piso a los medios de comunicación.

Al día siguiente, el primero de mayo, la Agencia Reuters entrega esta confusa nota: “México dijo que tenía 358 casos de influenza y que hasta ahora han muerto 15 personas confirmadas por análisis virológico, aunque días atrás las autoridades dijeron que habían registrado 176 muertes posiblemente relacionadas con el nuevo virus que aún estaban siendo analizadas”. Los otros medios callaron sin explicación alguna.

No existe información alguna que sustente adecuadamente la disminución del número de fallecidos, y como hemos esbozado líneas arriba, el poder político–económico se impuso a la verdad; desde ahora no será imposible determinar el número de muertos; la razón principal es que la población mundial y sobre todo los consumidores extiendan su confianza en las empresas comerciales, y continúe el desenvolvimiento económico y no afecte el orden mundial o al menos el impacto sea mínimo.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus